Iniciativa Abramos los libros. Cambio de rumbo YA (II)

Desde la Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda queremos aportar nuestras fuerzas para ese cambio de rumbo imprescindible lanzando una campaña como “Abramos los libros” que ayude a recoger toda la indignación que encierran las mentiras de las elites. Va dirigida a todas las cuentas públicas de las instituciones estatales, autonómicas y locales, pero también de todas las entidades no públicas que hayan solicitado ayudas de la caja común del estado.


Es conveniente que recordemos que de las siete entidades bancarias (Caja Castilla La Mancha, Caja Sur Unimm, Banco de Valencia, Caja de Ahorros del Mediterráneo, Novacaixagalicia y CatalunyaCaixa) la mayoría mintieron exageradamente en torno a sus balances, de hecho presentaron beneficios en el 2010 y el 2011, inmediatamente antes de saltar por los aires, con la agravante de que cuanto más grandes, más falsearon los datos de sus libros de contabilidad. Se les hacen auditorías tras la intervención con inyección de capitales ingentes del estado y los libros siguen cerrados para la ciudadanía y todavía sigue sin existir un solo banquero encarcelado.

“Abramos los libros” es la condición necesaria y principal para realizar auditorías ciudadanas de la deuda, una deuda que en poco más de una decima parte corresponde al sector público, sin contar la transferencia continuada que se ha establecido y se pretende continuar entre la deuda privada convirtiéndola en deuda pública a cargar por los hombros de todas y todos.
Incorpora la necesidad de transparencia que es exigible a lo público y a lo privado que vive de lo público. ¿Qué ocultan? ¿De qué o quienes se esconden? La justificación del secreto empresarial por motivos de competencia es un sinsentido, ¿contra quien compite el sector público? ¿contra si mismo? Y las entidades intervenidas que han estallado y ya no son competitivas, ¿Por qué siguen con los libros cerrados para el 99%?, porque recordemos que el gobierno sí conoce el estado de los libros de contabilidad propios y de al menos de las entidades donde interviene.

El secretismo no está diseñado para que los habitantes del 1% puedan competir hábilmente entre ellos sin que otros puedan robarles información vital para sus estratégicos planes, es para mantener sus prácticas ocultas y no tener que justificarlas (cosa harto difícil dado su inequidad, inmoralidad y despilfarro de recursos sociales que, entre otras cosas, suponen) al 99% y estos no visibilicen palpablemente el injusto reparto social que suponen.

Abramos los libros” es también la condición previa para conocer que parte de la deuda dejaremos de pagar y si alguna será pagada, junto a ello es un camino imprescindible para conseguir que algunos banqueros, altos técnicos a su servicio y algún que otro político acaben en la cárcel.

Dentro de pocos días son las elecciones en Grecia que pueden empezar a cambiar el rumbo en Europa, y antes el ejemplo islandés es más que sugerente, es necesario, para ello empecemos exigiendo que se abran los libros.

Andreu Tobarra Sanchez, Profesor UV
Miembro de la Plataforma Auditoria Ciudadana de la Deuda País Valencià.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s