Imponer el DÉFICIT CERO. Falsas Ideas inculcadas (y V)

Este artículo viene a desmontar la quinta de las falsas ideas inculcadas recopiladas en este post anterior.

Idea inculcada nº 5: “hay que imponer la regla de oro: ¡déficit cero!”
Esta solución lleva el sello del sentido común: si no hay déficit público, no puede existir ninguna deuda.

En consecuencia, se puede salir de la crisis de la deuda simplemente siendo más “disciplinados”, “rigurosos”, “gastando menos”. Este enfoque publicitado constantemente por los medios, olvida que también se puede conseguir déficit cero incrementando los ingresos. El estado podría aumentar la recaudación de una indecente multitud de formas que se niega a ejecutar, dado que va contra los intereses del 1% más rico:

medidas para aumentar la recaudación según GESTHA

De todas formas, el dogma que promueven desde todas las antenas de miedo es:  “no se puede consentir ni un céntimo de déficit público“.

¡Esto es mentira y peligroso!

El déficit cero es una regla que conlleva la imposibilidad de invertir para el futuro, incluso cuando estas inversiones son hoy mismo cruciales.

La deuda no es per-se un problema. Lo es la deuda ilegítima, por la corrupción, miseria, hambre e  injusticia que lleva consigo.  No es lo mismo endeudarse para que la esposa del dictador se compre una colección de más de 1.000 zapatos o para tener una réplica del Vaticano en tu jardín que endeudarse para hacer un hospital. No es lo mismo ni se le parece.

¿Un país debería tener a generaciones esperando a recaudar el dinero para construir un hospital?

Curiosamente, el déficit cero se quiere impone a los ciudadanos, pero nunca se observa a los medios que propongan esa misma medida a las entidades bancarias.  Por algo será.

Por una parte, las inversiones del estado serán utilizadas durante decenios por varias generaciones, lo que justifica recurrir al endeudamiento.

Por otra parte, el Estado debe dotarse de medios para intervenir en la economía. La crisis del 29 fue terrible y duradera justamente porque los gobiernos no intervinieron para sostener la actividad económica.

Los gobiernos afirman que las inversiones privadas tomarán el relevo si se privatiza, si se flexibiliza el mercado del trabajo, si se defiscaliza (exime de impuestos) las grandes empresas. Pero esas medidas lo que harán de forma directa será aumentar todavía más los beneficios, cuyos fondos no se destinarán a la inversión, sino a la especulación en los mercados financieros, dado que se ha demostrado que para las grandes empresas es mucho más rentable obligar a la ciudadania a consumir productos, y más si son clientes cautivos de ese servicio.

En el este artículo del ilustre economista Juan Torres Lopez se puede leer:

Un reciente estudio de Michael Brei y Blaise Gadanecz, publicado en el último número (septiembre de 2012) de Quarterly Review del Banco Internacional de Pagos (Have public bailouts made banks’ loan books safer?)  pone de manifiesto algunas conclusiones interesantes.

Han estudiado las operaciones de préstamo que realizan 87 grandes bancos que representan el 52% del total de los activos bancarios mundiales y de los cuales 40 fueron rescatados entre 2008 y 2010, recibiendo por ese concepto unos 350.000 millones de dólares (una cifra que en realidad es muy baja porque no tiene en cuenta todos los conceptos por los que recibieron ayudas). Y lo que concluyen es que los bancos que fueron recapitalizados con dinero público “no redujeron el nivel de riesgo de sus nuevas carteras de préstamos significativamente más que los bancos que no recibieron ayuda pública”,

El 1% se imagina teniendo el monopolio de las pensiones públicas, de la educación, de la sanidad, del agua… ¿qué cliente/ciudadano/siervo podría o querría no consumir esos servicios?

En un contexto de crisis, el Estado debe hacer frente a sus responsabilidades.
Las inversiones públicas son necesarias para romper el círculo vicioso de la austeridad.

Prohibiendo dichas inversiones, “la regla de oro” nos condena a unas recesiones de consecuencias inimaginables.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Imelda_Marcos

http://therideronthestorm.wordpress.com/2009/06/04/basilica-de-nuestra-senora-de-la-paz-san-pedro-de-africa/

http://gestha.es/?num=259&seccion=actualidad

http://juantorreslopez.com/impertinencias/para-que-ha-servido-rescatar-a-los-bancos/

Anuncios

Un comentario el “Imponer el DÉFICIT CERO. Falsas Ideas inculcadas (y V)

  1. Pingback: 6 ideas INCULCADAS sobre los déficitis y la austeridad | cada vez más claro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s