Retórica de OZ

Últimamente ando profundizando en artículos sesudos pero esclarecedores de pensadores de la talla de Slavoj Zizek y husmeando en el territorio de la retórica gracias a blogs como el de Salvador Pons o el club Pobrelberg. Apasionante.

The_Wizard_of_Oz_Garland_Lahr_Haley_Bolger_1939

La sociedad necesita un relato para auto-explicarse. Los cuentos, infantiles o no, proporcionan las coordenadas necesarias para encontrarnos como colectivo. Es mucho más fácil recordar una historia que nos involucre sentimentalmente que una fría retahíla de datos. Una fábula es una enseñaza comprimida (“zipeada”) que podremos comunicar de forma breve, pero con capacidad para contener varias lecturas entrelazadas, disponibles siempre que descifremos el código con el que se generaron.

Cuando hay una moraleja evidente en el cuento, es más fácil abstraerse a la misma, o esquivarla imaginando el final opuesto.  Pero tal como aboga Chomsky, uno de los principales valores que tiene la narración es crear un marco para la imaginación a las posibilidades ofrecidas por el relato.

Estos mensajes subliminales, que no invisibles, son el motor de la evolución/censura de multitud de versiones de la misma narración, como los cuentos infantiles posteriormente versionados por los hermanos Grimm. Lo que hoy es “políticamente correcto” mañana está muy mal visto.

Gracias a la lectura del libro En Deuda de Graeber, he descubierto la alegoría de este relato.

En 1964, el maestro de secundaria Henry Littlefield escribió un artículo sobre la noción de una alegoría subyacente en el libro de Baum “El maravilloso Mago de Oz“, que fue publicado en 1900.

Los banqueros siempre unidos, siempre conspirando

Un poco de contexto:

Es la segunda mitad del S.XIX. Las tierras del oeste de EEUU han sido pobladas por agricultores que se han endeudado con los banqueros del este aunque no para especular, sino para poder invertir en tierras y maquinaria.

La  producción aumenta considerablemente, y esto provoca una bajada de precio considerable. (un 22% durante los 16 años anteriores a 1900, generando una deuda enorme.)

Los agricultores se ven agobiados ante la bajada de ingresos por un lado y la presión de los préstamos que habían solicitado previamente. Proponen que el Estado imprima más dinero y así eleve el nivel de precios, gaste en campañas de creación de empleo y aumente la inflación (y de este modo, se reduzca la carga de la deuda de los granjeros). En ese momento operaba en EE.UU. el estándar de oro, un sistema monetario que respaldaba cada dólar con una cantidad de oro.

Para ello, los agricultores proponen el cambio a un sistema monetario de respaldo bimetálico: patrón oro y plata (que el nuevo dinero que se hiciera fuera respaldado no sólo por las reservas de oro sino también por las de plata de la Reserva Federal de Estados Unidos),

Por el contrario, los banqueros defendían que se siguiera con el patrón oro.

Surge así un movimiento en 1894, los Greenbackers, (una de las fuentes mayoritarias del movimiento eran los deudores; especialmente las familias granjeras del Medio Oeste como la de Dorothy, enfrentadas a una enorme ola de ejecuciones hipotecarias durante la grave recesión de la década de 1890) que recurren a  una campaña de publicidad consistente en una marcha sobre Washington.

¿Cómo explicar esta historia tan antigua y sin embargo tan actual de una forma sencilla?

Imagine el lector por un momento que es el encargado de guionizarla.  El proceso podría haber sido así:

The_Wizard_of_Oz_Ray_Bolger_Jack_Haley_Margaret_Hamilton_Reunited_1970_No_2

Una estafa a gran escala:  

mmmm Una crisis

Una “burbuja de especulación” que aparece de la nada y que se lleva las casas de los pobres (sigh) ciudadanos volando (y no entremos en lanzamientos.)

mmm…Un tornado, un gran tornado.

Promotores y beneficiarios del escaso suministro de dinero. Una caja de ahorros o un banco sepultado por sus excesos, y el resto mutilando a la sociedad para conseguir sus intereses.

Dos brujas.  Una bruja Malvada del este y otra del Oeste. La del este un poco escrachada. Pon otra bruja buena, para compensar.

Algo de sentido común, para epatar (Hay incluso quien sugiere que “Dorothy” es el propio Roosevelt, pues silábicamente , en inglés “Dor-o-thee” es “Thee-o -dore” invertido)

mmm, ponme una mujer, o mejor una niña protagonista, que en siglo XX esto quedará como una modernez.

Expliquemos el problema de los granjeros (víctimas que no tuvieron cerebro para evitar caer en la trampa)

y si ponemos un espantapajaros?

Expliquemos la situación de los obreros y su actitud pasiva (que no tenía corazón para solidarizarse con los granjeros)

Ya lo tengo… un hombre de hojalata.  Toma sci-fi pionera!!

Expliquemos la situación de la casta dirigente, una clase política. Charlatanes seductores, pero carentes de coraje para intervenir.

mmmm Un león cobarde.

Como ya tenemos “la biblia” de personajes,  expliquemos la campaña:  Cambiar el patrón oro mediante una marcha a la capital, para que el presidente decida respaldar el dinero con el patrón oro-plata.

La niña deberá recorrer un camino amarillo formado por lingotes en clara alusión al oro con sus zapatos de plata para llegar a la ciudad esmeralda, que es donde vive el solucionador bautizado como “Onza”, la medida de peso del oro. o mejor “Oz”.

Ok, MacKey, la campaña ya está lista.

Para hacer una previsión de lo que podría suceder:  El mago de Oz podríamos mostarlo como un personaje algo pelele, que no siempre diga la verdad y atemorizado en manos de las brujas malas.

No obstante, nadie puede ayudar a Dorothy a volver a casa. (Momento anticlimax de decepción)

Eventualmente ella descubre que sus zapatos de plata (que en la película fueron de rubí) tienen el poder de llevarla de vuelta a Kansas. En el libro, Dorothy usaba zapatillas de plata cuando caminaba por un sendero de oro y pierde sus zapatillas de plata en el desierto antes de llegar a casa, un posible reflejo de la decadencia de la causa de la plata después de 1896.

Como intento de creación de un nuevo mito, la historia de Baum es notablemente eficaz. Como propaganda política, no tanto.William Jennings Bryan fracasó en tres intentos de llegar a la presidencia, el patrón plata nunca se adoptó y pocas personas siquiera recuerdan hoy en día de qué se suponía que trataba El mago de Oz.

Su exigencia de que se utilizara la plata con el estándar de oro no se materializó, pero el destino hizo retornar unos años más tarde la inflación gracias al descubrimiento de más cantidades de oro en Sudáfrica y en otras partes del mundo.

Cada mito justifica su persistencia en el tiempo mientras la narración es utilizada por la sociedad que lo cree…..

Bruja del este

Desde el principio, las hipotecas sepultaron al banquero del este

Fuentes:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7957000/7957200.stm

http://www.elblogsalmon.com/curiosidades/es-el-maravilloso-mago-de-oz-una-alegoria-financiera

http://desperado-theory.blogspot.com.es/2013/02/el-secreto-de-oz_23.html

http://www.rafapal.com/?p=7546

https://cadavezmasclaro.wordpress.com/2012/05/04/manufacturando-el-consenso-la-propaganda-es-a-la-democracia-lo-que-la-violencia-a-la-dictadura/

http://www.muchachadesal.com/versiones-originales-de-algunos-cuentos-clasicos/

http://www.teinteresa.es/cultura/Hermanos-Grimm-originales-versiones-infantiles_0_832117681.html

http://historiacomonolacontaron.blogspot.com.es/2012/07/el-mago-de-oz-y-la-economia.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s