Hijos de la época

————-
Somos hijos de nuestra época,
y nuestra época es política.
 
Todos tus, mis, nuestros, vuestros problemas diurnos, y los nocturnos,
son problemas políticos.
 
Quieras o no,
tus genes tienen un pasado político,
tu piel un matiz político
y tus ojos una visión política.
 
Cuanto dices produce una resonancia,
cuanto callas implica una elocuencia
inevitablemente política.
 
Incluso al caminar por bosques y praderas
das pasos políticos
en terreno político.
 
Los poemas apolíticos son también políticos,
y en lo alto resplandece la luna,
un cuerpo ya no lunar.
 
Ser o no ser, ésta es la cuestión.
¿Qué cuestión?, adivina corazón:
una cuestión política.
 
Adquirir significado político
ni siquiera requiere ser humano.
Basta ser petróleo,
pienso compuesto o materia reciclada.
 
O la mesa de debates
de diseño durante meses discutido:
¿redonda?, ¿cuadrada?, ¿qué mesa es mejor
para deliberar acerca de la vida y de la muerte?
 
Mientras, perecía gente, morían animales,
ardían casas,
y los campos se quedaban yermos
como en épocas remotas
y menos políticas.
 
 
Giza
 
 

Wyslawa Szymborska, en Mil años de poesía europea, Backlist, Barcelona, 2009. p 1165.

Traducción de Ana María Moix y Jerzy Wojciech Slawomirski

Gracias CarneCruda2.0 por descubrirme esta maravilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s