Colaboraciones colectivas

Echo de menos esas quedadas cada 15 días. Ese activismo real, vibrante, presencial. 15Mero.  Ese descubrir pasito a pasito. Ese empoderamiento.

Como premio de consolación, queda la conexión virtual, necesaria, pero desde luego no suficiente. Semilla de otras colaboraciones por venir.

Hace poco me comentaban que deberíamos encontrar la forma de aceptar una implicación un tanto más “liquida” en los movimientos sociales. Abrir nuestras expectativas a que las personas se impliquen en un proyecto cuando tengan un momento en el que esto sea posible, y que el colectivo no se base en el trabajo de pocas personas, que acaben  en un grado de implicación que devore la vida personal.

Complicado equilibrio, pero es necesario no forzar la máquina del activismo recriminando a la gente que no esté disponible las 24 horas del día para la asamblea de turno, o para firmar el manifiesto imprescindible.

Por el momento, sigo empoderándome colaborando con el OCM de Valencia, e intentando aportar en proyectos de visualización de datos con Software Libre, tomando como partida el magnífico visualizador de los gastos de las tarjetas black de numeroteca.

¿Dónde tendré la cabeza? me dije al escuchar esta canción en una serie de tv

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s