Van a por nosotros

Homenaje a los fuera de serie “Accidents Polipoétics”, que descubrí hace unos años en Valencia gracias a Vociferio y que siempre dejan con sabor a más.

A raíz del bombardeo de poemas a Madrid y del homenaje que se les celebra este año, siempre es un gusto volver a ver a estos liberadores del verso

 

El texto aquí:

Límpiate los dientes, lávate los pies, cósete el jersey, píntate las uñas,
cámbiate las pilas, cómete los mocos, bébete la espuma, cásate con ella,
cásate con ella, cásate con ella, toma precauciones, piensa en tu futuro.
Van a por nosotros.

Las hordas internacionales de madres y delegados y funcionarios y
chinchillas y hurones moralistas que desean llevarte, cogidito de la mano a
la jubilación.

Bébete el jarabe, cómprate un buen coche, deja de fumar, no juegues a
eso, cambia de trabajo, mejora tu imagen, vete a por las gambas, cósete
la manga, cósete la manga, cósete la manga, rézale a la imagen. Van a por
nosotros.

Con sus pies de rey y sus escuadras y sus reglas y sus compases y sus
trajes de domingo.

Péinate los pelos, límpia tus zapatos, huele a gasolina, di que sí a tu jefe,
mira las noticias, no duermas la siesta, deja esa sonrisa, siéntete culpable,
acábate la sopa, acábate la sopa, acábate la sopa, hazte responsable. Van
a por nosotros.

Se acabó la juventud. Basta de holgazanear. Hay que concienciarse. Viva el
Complejo de Edipo. Yo tengo la culpa.

Paga tus facturas, traje con chaleco, duerme con pijama, santifica el lunes,
funda una familia, por qué no adelgazas, vaya facha traes, lávate las
manos, píntate los labios, por qué dices eso, por qué dices eso, por qué
dices eso, todo está ya escrito. Van a por nosotros.

Edison y Washington y Einstein y Freud y Hitler y Kennedy y Newton y Sergio y Estibaliz y Copernico y Von Braum y don Santiago Ramón y Cajal. Van a por nosotros.

Por nuestros pecados.                Por nuestros pecados.
Por nuestros pecados.                Por nuestros pecados.
Van a por nosotros.

Cada año más cerca.
Cada día más claro.
Cada sorbo más dulce.
Cada recuerdo más lejos.

Van a por nosotros, Van a por nosotros.
Van a por nosotros, van a por nosotros,
a por nosotros todos.

—————————

Conseguir las letras ha sido muy fácil desde el festival de poesía de Berlín en el que participaron.

Anuncios

Cuando un “NO” es positivo

Nuevo año, nuevas ciudades, nuevos trabajos, nuevas energías. El cambio ya no es un potencial. Es el presente.

Para celebrarlo, una recomendación de película imprescindible que trata sobre el control de la opinión pública, y el trabajo de construir hegemonía desde arriba.

La increíble (pero cierta) historia del plebiscito chileno. Dictadores sometidos a plebiscitos. Publicistas defendiendo la palabra “NO“. Una historia que atrapa y que retrotrae a los 80’s en la estética no solo de los actores, sino del metraje.

Una reflexión sobre técnicas de control mental desarrolladas en el siglo XX, y un cuestionamiento de las pretendidas “transiciones” democráticas.

“Chiiiiile, la alegría ya vieneeee”….

Disfruten del trailer:

Cómo se resolvió con éxito la crisis del euro

La2-euro

Por Barry Eichengreen, Charles Wyplosz

12 de febrero de el año 2016

Cuando el recién elegido Gobierno griego de George Papandreou reveló que su antecesor había adulterado los libros, los mercados financieros reaccionaron violentamente……

Este artículo recopila los pasos ejecutados por los políticos después de ese episodio, que fueron esenciales en la resolución de la crisis. Analizándolo en retrospectiva, fue muy destacable la combinación de pragmatismo y razonamiento basado en sólidos principios económicos mostradas por los líderes europeos. En lugar de señalar con el dedo, reconocieron que eran colectivamente responsables de la crisis.

Ahora que hace tanto tiempo que la Crisis pasó, es fácil olvidar lo cerca del desastre que estuvo la Eurozona. Cuando el recién elegido gobierno griego de George Papandreou reveló que su antecesor había manipulado las cuentas, los mercados financieros reaccionaron violentamente. A pesar de que los bonos del gobierno griego, portugués e italiano habían sido buenas inversiones, y los diferenciales de estos activos continuaban convergiendo hacia los de los bonos alemanes, la revelación de Papandreou fue un recordatorio de que no había ninguna certeza en dicha convergencia .

El reconocimiento de la deuda insostenible de Grecia

Lo que sucedió después – un conjunto de medidas decisivas que resolvieron rápidamente la Crisis – fue ni más ni menos que un milagro, posible gracias a una combinación de férrea  resolución y de sentido común económico. En su histórica declaración de 11 de febrero de 2010, los jefes de estado y gobierno europeos reconocieron que la deuda del gobierno griego era insostenible. En lugar de usar el planteamiento de “ignorar y extender”, se enfrentaron a la realidad. Prestar a Grecia aún más dinero sólo la habría endeudado todavía más y la habría obligado a llevar a cabo una consolidación fiscal aún más draconiana para mantener la ficción de que podría pagar lo que pidió prestado. En cualquier caso, no pudo haber rescate del gobierno griego, dada la prohibición de tales medidas del Tratado de Maastricht. Grecia, insistieron los líderes europeos, tenía que reestructurar su deuda como condición para recibir ayuda exterior.

Para ser rigurosos, la reacción del mercado no fue favorable, y no todos los políticos estuvieron de acuerdo. Los diferenciales de la deuda pública griega, que habían sido mínimos mientras los mercados anticipaban el rescate, se dispararon. Papandreou realizó llamadas urgentes a los jefes de Estado europeos y a Jean-Claude Trichet, presidente del BCE. La reestructuración de la deuda del país llevará tiempo, les recordó, y de momento Grecia tenía un déficit público de 15 % de su PIB. La única forma de financiarlo, sostenía Papandreou, era que socios de la Eurozona extendieran un préstamo puente y que el Banco Central Europeo proveyera a los bancos griegos gracias a la provisión de liquidez de emergencia (ELA).

 

Papandreou, de hecho, no estaba entusiasmado de haber añadido su nombre a la larga lista de primeros ministros griegos obligados a supervisar una quiebra. Gran parte de la deuda del gobierno griego estaba en manos domésticas, así que la reestructuración no haría subir su popularidad precisamente. Los bancos extranjeros también tenían deuda griega, y el impacto de la reestructuración sobre su solvencia era incierto. Una reestructuración griega también planteaba dudas sobre si otros gobiernos europeos altamente endeudados le seguirían. Papandreou advirtió que el default podría ser como otro Lehman Brothers, sólo que peor.

Los líderes europeos mostraron una admirable calma ante estas advertencias. Trichet, en lugar de oponerse a la reestructuración de la deuda, se opuso a la liquidez de emergencia, recordando el mandato del BCE que le limita a prestar solo con una buena garantía. La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no muy felices de que sus bancos hubieran tomado posiciones en bonos griegos imprudentemente, acordaron que esos bancos debían soportar las consecuencias. Si los bancos quebraran, los gobiernos alemán y francés lo resolverían,  haciendo que los accionistas ​​asumieran las pérdidas mientras preservaban al mismo tiempo a los pequeños depositantes.

La canciller Merkel se mostró inflexible: pedir a los contribuyentes griegos para rescatar a los bancos extranjeros no sólo era injusto, sino que agravaba el riesgo moral. El público alemán, todavía enfurecido por el mal comportamiento de los bancos que había producido la crisis financiera, respaldo su línea dura. Sarkozy quizá estaba menos comprometido, pero se convenció con el argumento de Merkel de que otro rescate bancario podría arruinar sus posibilidades de reelección.

Grecia busca la ayuda del FMI

Buscando una alternativa más agradable, la siguiente parada de Papandreou fue el FMI. Su director gerente, Dominique Strauss-Kahn, estaba encantado de hacer negocios. La pregunta era qué tipo de negocios, exactamente. El Director Ejecutivo de Estados Unidos, siempre una voz influyente en la Junta, argumentó en contra de la quita. Haciendo de canal transmisor del Tesoro de Estados Unidos, advirtió que los bancos europeos débiles podrían colapsar, lo que provocaría el contagio a los ya de por si débiles bancos de Estados Unidos. Sería mejor que el FMI ignorara su Marco sobre Acceso Excepcional de 2002 y extendiera a Grecia un préstamo grande, hasta 30 veces la cuota, por razones de estabilidad sistémica.

Sin embargo, el análisis de sostenibilidad de la deuda de los funcionarios del FMI mostró que la deuda de Grecia ya era demasiado alta para que ese gran préstamo pudiera ser pagado. La estabilización de la relación deuda/PIB requeriría una contracción fiscal masiva que hundiría al país en la depresión. El efecto multiplicador fiscal estimado predecía que el PIB podría caer un 25% en tres años. No hubo manera de que Strauss-Kahn pudiera avanzar en sus ambiciones políticas francesas. El director general concluyó rápidamente que el camino conveniente era aliarse con líderes europeos y abrazar la prioridad de la reestructuración de la deuda.

En la reunión de la Junta Ejecutiva del FMI del domingo 10 de mayo, los directores europeos pasaron por encima de las objeciones del director ejecutivo de Estados Unidos. La Junta acordó un programa asumiendo un recorte del 50% de la deuda pública griega. Esto haría posible que el Fondo prestara a Grecia sólo lo suficiente para financiar un déficit presupuestario de 10% del PIB durante tres años, apoyando el crecimiento continuo o al menos limitando la caida en la recesión del país. La consolidación fiscal seguía siendo necesaria, pero por el momento se limitaría a 5% del PIB, que era lo máximo posible que el nuevo Gobierno de unidad nacional de Grecia podía soportar.

A cambio de esta ayuda, se pidió a Grecia preparar un programa de reformas estructurales, a partir de la reforma del mercado de productos y procediendo después a la reforma del mercado laboral. (Reforma del mercado de productos en primer lugar porque bajó los precios y aumentó la capacidad de gasto de los hogares, para no empeorar la recesión, y la reforma del mercado laboral después, porque redujo salarios y redujo el poder adquisitivo de los hogares sólo más tarde, cuando la economía estaba en mejores condiciones para manejar la situación). Los documentos del programa dieron a las autoridades griegas una gran libertad en el diseño de estas medidas y reconocieron la realidad de que tomaría tiempo poner en práctica estas medidas.

Una vez el gobierno griego tuvo el apoyo del FMI garantizado, inició negociaciones con sus acreedores. Un canje de deuda, en la que a los inversores se les ofreció un menú de bonos con una quita del 50%, se completó a finales de año.

España e Irlanda en apuros

Las autoridades francesas y alemanas nacionalizaron sus bancos más afectados y rescataron a sus grandes acreedores. Los efectos secundarios en el sistema financiero estadounidense y global fueron mínimos. Los miembros del Bundestag se felicitaron por haber vencido el riesgo moral. Francia mitificó a Sarkozy, el candidato presidencial se revistió con el aura de François Mitterrand, el estimado líder que nacionalizó los bancos en 1981.

Pero, como había predicho Papandreou, lo que ocurrió en Grecia no se quedó en Grecia. Si la reestructuración pudo suceder allí, entonces podía ocurrir “en cualquier lugar”; siendo los candidatos obvios para “en cualquier lugar” Irlanda y España. Ambos países habían experimentado burbujas inmobiliarias masivas que comenzaron a desinflarse en 2007, llenando de problemas sus bancos. Los precios de los CDS (pólizas de seguro para los bancos) se desplomaron, y las primas de riesgo de la deuda irlandesa y española subieron porque los inversores apostaron a la probabilidad de un rescate de los bancos por parte del gobierno.

El 18 octubre 2010 Merkel y Sarkozy dieron su famoso paseo por la playa en Deauville, después del cual emitieron una declaración conjunta afirmando que los acreedores no asegurados deberían asumir pérdidas. Los mercados se alarmaron, pero Merkel y Sarkozy se mantuvieron firmes; no habría vacilaciones entre el rescate o asumir pérdidas. En la tormentonsa cumbre europea que siguió, insistieron en que Irlanda y España administraran el mismo medicamento aplicado a sus propios bancos. Las autoridades irlandesas y españolas, diligentemente obligados, hicieron que los acreedores no asegurados asumieran las pérdidas mientras protegían a los pequeños ahorradores. Cuando los fondos de los acreedores no asegurados no fueron suficiente, separaron sus insolventes prestamistas en bancos buenos y malos, lo que permitió a los bancos buenos  reanudar los préstamos, mientras que los bancos malos se hundieron.

Pero si los bancos acreedores sufrieron un recorte en Irlanda y España, también podrían tener un recorte en otras partes. Hubo una hemorragia de depósitos de los bancos italianos, y los precios de los bonos bancarios cayeron aún más. Los líderes europeos respondieron en diciembre de 2010 con lo que llegó a ser conocido como ‘la unión bancaria’. Todos los países plantearon la cobertura del seguro de depósitos de 100.000 €. Se creó inmediatamente un fondo común para respaldar los sistemas nacionales de seguro de depósitos usando transferencias fiscales dedicadas, con la condición de que estas transferencias serían devueltos al remitente como impuestos sobre los flujos bancarios, aprovechando plenamente el fondo. Para tranquilizar a los gobiernos que pedían que el fondo común fuera limitado, se le dio autoridad de supervisión al BCE sobre los sistemas bancarios de los miembros.

Aún así, cuando la confianza se quiebra, recuperarla no es inmediato. El éxito de la asunción de pérdidas, de la unión bancaria, y la reforma estructural griega era incierto. Los inversores continuaron presionando para derrumbar los precios de los bonos de las economías débiles de la zona euro, forzando las finanzas de los gobiernos y cuestionando la supervivencia del euro.

La respuesta vino con el famoso discurso de Trichet ‘lo que sea necesario’ en Londres a finales de 2010, donde el presidente del BCE concluyó que las responsabilidades del banco central como prestamista de último recurso triunfaban sobre su deseo de ser visto como un luchador contra la inflación al estilo teutón. Reconociendo esa resolución bancaria, aun bien organizado, llevó tiempo, los tipos de interés del BCE se recortaron en repetidas ocasiones a principios de 2011 para compensar los efectos de deflación. Se inició entonces un programa de flexibilización cuantitativa, con la compra de bonos del gobierno a un ritmo de 100 mil millones de € al mes inicialmente durante dos años. La bajada de diferenciales hizo que la nacionalidad de esos bonos no fuera un problema, lo que a su vez hizo ese volumen sustancial de compras posible. Los diferenciales más bajos también hicieron que fuera más fácil para los gobiernos irlandés y español, ambos ligeramente endeudados, continuar ejecutando modestos déficits presupuestario, apoyando así la continua expansión de sus economías.

Ayudó el hecho que Alemania, liderada por Merkel, relajó sus esfuerzos para eliminar su propio déficit presupuestario. Siempre realista, Merkel llegó a la conclusión de que era imposible seguir rechazando las solicitudes de otros países para un rescate sin ofrecer una  ayuda en forma de crecimiento más rápido en Alemania. Ella aceptó el argumento, hecho por el FMI y la Comisión, de que la resolución de la crisis requería un reequilibrio dentro de Europa y que el reequilibrio no podría ocurrir únicamente a través de la deflación en otros países. Se requierían mayores salarios y precios en Alemania.

Tras la cumbre de Niza,la canciller pidió a su ministro de Finanzas Wolfgang Schaueble, dimitir o abandonar su política fiscal contractiva. Schaueble, durante mucho tiempo un defensor de la “unión cada vez más estrecha”, aceptó a regañadientes que la expansión fiscal era un precio necesario para lograr su valioso objetivo. El gobierno de Merkel aprovechó el  bajo nivel de las tasas de interés sin precedentes para proponer un programa de bonos financiados por el gasto en infraestructura, aumentando su popularidad en el país y estimulando el crecimiento más rápido no sólo en Alemania, sino en sus economías asociadas de la zona euro.

Observaciones finales

Thus, by the end of 2012, following three years of turmoil, the Crisis was over. Growth in Europe had resumed. That growth enabled governments to begin narrowing their budget deficits, reassuring the markets of the sustainability of their debts. Aggressive easing enabled the ECB to hit its 2% inflation target. With prices rising by 4% in Germany, rebalancing within the Eurozone proceeded without forcing a disastrous deflation on countries like Greece.

De este modo, a finales de 2012, tras tres años de agitación, la crisis se acabó. El crecimiento en Europa se había reanudado. Ese crecimiento permitió que los gobiernos comienzaran a reducir sus déficits presupuestarios, garantizando a los mercados la sostenibilidad de sus deudas. La flexibilización agresiva permitió al BCE alcanzar su objetivo de inflación del 2%. Con la subida de precios de un 4% en Alemania, el reequilibrio dentro de la eurozona procedió sin forzar una deflación desastrosa en países como Grecia.

Analizándolo en retrospectiva, fue muy destacable la combinación de pragmatismo y razonamiento basado en sólidos principios económicos mostradas por los líderes europeos. En lugar de señalar con el dedo, reconocieron que eran colectivamente responsables de la crisis. En lugar de permitir que las políticas macroeconómicas fueran dictadas por la ideología y la doctrina, modificaron su postura política en respuesta a las evidencias. En lugar de permitir que sus decisiones fueran dictadas por lobby bancario, resistieron en el no rescate. El FMI de igual manera permaneció en sus principios, forzando la reestructuración de la deuda y a la quita a pesar de las advertencias de desastre inminente de los banqueros.

Los holandeses y finlandeses, entre otros, continuaron sugieriendo que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento debía reforzarse mediante la aplicación de medidas aún más intrusivas y burocráticas. Las viejas ideas tardan en morir. Pero a medida que se fortalecieron las posiciones fiscales, sus propuestas contraproducentes fueron dejadas de lado. A medida que las deudas se redujeron a niveles sostenibles, el control sobre las políticas fiscales nacionales fue restaurado a los gobiernos nacionales. Se demuestrí que os que decían que el euro no podía funcionar sin una unión política estaban equivocados. La última medida del éxito es que los políticos en diversas partes del mundo están ahora contemplando activamente sus propias uniones monetarias, siguiendo el ejemplo europeo.

Fuente original:  http://www.voxeu.org/article/how-euro-crisis-was-successfully-resolved?

Retórica de OZ

Últimamente ando profundizando en artículos sesudos pero esclarecedores de pensadores de la talla de Slavoj Zizek y husmeando en el territorio de la retórica gracias a blogs como el de Salvador Pons o el club Pobrelberg. Apasionante.

The_Wizard_of_Oz_Garland_Lahr_Haley_Bolger_1939

La sociedad necesita un relato para auto-explicarse. Los cuentos, infantiles o no, proporcionan las coordenadas necesarias para encontrarnos como colectivo. Es mucho más fácil recordar una historia que nos involucre sentimentalmente que una fría retahíla de datos. Una fábula es una enseñaza comprimida (“zipeada”) que podremos comunicar de forma breve, pero con capacidad para contener varias lecturas entrelazadas, disponibles siempre que descifremos el código con el que se generaron.

Cuando hay una moraleja evidente en el cuento, es más fácil abstraerse a la misma, o esquivarla imaginando el final opuesto.  Pero tal como aboga Chomsky, uno de los principales valores que tiene la narración es crear un marco para la imaginación a las posibilidades ofrecidas por el relato.

Estos mensajes subliminales, que no invisibles, son el motor de la evolución/censura de multitud de versiones de la misma narración, como los cuentos infantiles posteriormente versionados por los hermanos Grimm. Lo que hoy es “políticamente correcto” mañana está muy mal visto.

Gracias a la lectura del libro En Deuda de Graeber, he descubierto la alegoría de este relato.

En 1964, el maestro de secundaria Henry Littlefield escribió un artículo sobre la noción de una alegoría subyacente en el libro de Baum “El maravilloso Mago de Oz“, que fue publicado en 1900.

Los banqueros siempre unidos, siempre conspirando

Un poco de contexto:

Es la segunda mitad del S.XIX. Las tierras del oeste de EEUU han sido pobladas por agricultores que se han endeudado con los banqueros del este aunque no para especular, sino para poder invertir en tierras y maquinaria.

La  producción aumenta considerablemente, y esto provoca una bajada de precio considerable. (un 22% durante los 16 años anteriores a 1900, generando una deuda enorme.)

Los agricultores se ven agobiados ante la bajada de ingresos por un lado y la presión de los préstamos que habían solicitado previamente. Proponen que el Estado imprima más dinero y así eleve el nivel de precios, gaste en campañas de creación de empleo y aumente la inflación (y de este modo, se reduzca la carga de la deuda de los granjeros). En ese momento operaba en EE.UU. el estándar de oro, un sistema monetario que respaldaba cada dólar con una cantidad de oro.

Para ello, los agricultores proponen el cambio a un sistema monetario de respaldo bimetálico: patrón oro y plata (que el nuevo dinero que se hiciera fuera respaldado no sólo por las reservas de oro sino también por las de plata de la Reserva Federal de Estados Unidos),

Por el contrario, los banqueros defendían que se siguiera con el patrón oro.

Surge así un movimiento en 1894, los Greenbackers, (una de las fuentes mayoritarias del movimiento eran los deudores; especialmente las familias granjeras del Medio Oeste como la de Dorothy, enfrentadas a una enorme ola de ejecuciones hipotecarias durante la grave recesión de la década de 1890) que recurren a  una campaña de publicidad consistente en una marcha sobre Washington.

¿Cómo explicar esta historia tan antigua y sin embargo tan actual de una forma sencilla?

Imagine el lector por un momento que es el encargado de guionizarla.  El proceso podría haber sido así:

The_Wizard_of_Oz_Ray_Bolger_Jack_Haley_Margaret_Hamilton_Reunited_1970_No_2

Una estafa a gran escala:  

mmmm Una crisis

Una “burbuja de especulación” que aparece de la nada y que se lleva las casas de los pobres (sigh) ciudadanos volando (y no entremos en lanzamientos.)

mmm…Un tornado, un gran tornado.

Promotores y beneficiarios del escaso suministro de dinero. Una caja de ahorros o un banco sepultado por sus excesos, y el resto mutilando a la sociedad para conseguir sus intereses.

Dos brujas.  Una bruja Malvada del este y otra del Oeste. La del este un poco escrachada. Pon otra bruja buena, para compensar.

Algo de sentido común, para epatar (Hay incluso quien sugiere que “Dorothy” es el propio Roosevelt, pues silábicamente , en inglés “Dor-o-thee” es “Thee-o -dore” invertido)

mmm, ponme una mujer, o mejor una niña protagonista, que en siglo XX esto quedará como una modernez.

Expliquemos el problema de los granjeros (víctimas que no tuvieron cerebro para evitar caer en la trampa)

y si ponemos un espantapajaros?

Expliquemos la situación de los obreros y su actitud pasiva (que no tenía corazón para solidarizarse con los granjeros)

Ya lo tengo… un hombre de hojalata.  Toma sci-fi pionera!!

Expliquemos la situación de la casta dirigente, una clase política. Charlatanes seductores, pero carentes de coraje para intervenir.

mmmm Un león cobarde.

Como ya tenemos “la biblia” de personajes,  expliquemos la campaña:  Cambiar el patrón oro mediante una marcha a la capital, para que el presidente decida respaldar el dinero con el patrón oro-plata.

La niña deberá recorrer un camino amarillo formado por lingotes en clara alusión al oro con sus zapatos de plata para llegar a la ciudad esmeralda, que es donde vive el solucionador bautizado como “Onza”, la medida de peso del oro. o mejor “Oz”.

Ok, MacKey, la campaña ya está lista.

Para hacer una previsión de lo que podría suceder:  El mago de Oz podríamos mostarlo como un personaje algo pelele, que no siempre diga la verdad y atemorizado en manos de las brujas malas.

No obstante, nadie puede ayudar a Dorothy a volver a casa. (Momento anticlimax de decepción)

Eventualmente ella descubre que sus zapatos de plata (que en la película fueron de rubí) tienen el poder de llevarla de vuelta a Kansas. En el libro, Dorothy usaba zapatillas de plata cuando caminaba por un sendero de oro y pierde sus zapatillas de plata en el desierto antes de llegar a casa, un posible reflejo de la decadencia de la causa de la plata después de 1896.

Como intento de creación de un nuevo mito, la historia de Baum es notablemente eficaz. Como propaganda política, no tanto.William Jennings Bryan fracasó en tres intentos de llegar a la presidencia, el patrón plata nunca se adoptó y pocas personas siquiera recuerdan hoy en día de qué se suponía que trataba El mago de Oz.

Su exigencia de que se utilizara la plata con el estándar de oro no se materializó, pero el destino hizo retornar unos años más tarde la inflación gracias al descubrimiento de más cantidades de oro en Sudáfrica y en otras partes del mundo.

Cada mito justifica su persistencia en el tiempo mientras la narración es utilizada por la sociedad que lo cree…..

Bruja del este

Desde el principio, las hipotecas sepultaron al banquero del este

Fuentes:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/business/newsid_7957000/7957200.stm

http://www.elblogsalmon.com/curiosidades/es-el-maravilloso-mago-de-oz-una-alegoria-financiera

http://desperado-theory.blogspot.com.es/2013/02/el-secreto-de-oz_23.html

http://www.rafapal.com/?p=7546

https://cadavezmasclaro.wordpress.com/2012/05/04/manufacturando-el-consenso-la-propaganda-es-a-la-democracia-lo-que-la-violencia-a-la-dictadura/

http://www.muchachadesal.com/versiones-originales-de-algunos-cuentos-clasicos/

http://www.teinteresa.es/cultura/Hermanos-Grimm-originales-versiones-infantiles_0_832117681.html

http://historiacomonolacontaron.blogspot.com.es/2012/07/el-mago-de-oz-y-la-economia.html