Van a por nosotros

Homenaje a los fuera de serie “Accidents Polipoétics”, que descubrí hace unos años en Valencia gracias a Vociferio y que siempre dejan con sabor a más.

A raíz del bombardeo de poemas a Madrid y del homenaje que se les celebra este año, siempre es un gusto volver a ver a estos liberadores del verso

 

El texto aquí:

Límpiate los dientes, lávate los pies, cósete el jersey, píntate las uñas,
cámbiate las pilas, cómete los mocos, bébete la espuma, cásate con ella,
cásate con ella, cásate con ella, toma precauciones, piensa en tu futuro.
Van a por nosotros.

Las hordas internacionales de madres y delegados y funcionarios y
chinchillas y hurones moralistas que desean llevarte, cogidito de la mano a
la jubilación.

Bébete el jarabe, cómprate un buen coche, deja de fumar, no juegues a
eso, cambia de trabajo, mejora tu imagen, vete a por las gambas, cósete
la manga, cósete la manga, cósete la manga, rézale a la imagen. Van a por
nosotros.

Con sus pies de rey y sus escuadras y sus reglas y sus compases y sus
trajes de domingo.

Péinate los pelos, límpia tus zapatos, huele a gasolina, di que sí a tu jefe,
mira las noticias, no duermas la siesta, deja esa sonrisa, siéntete culpable,
acábate la sopa, acábate la sopa, acábate la sopa, hazte responsable. Van
a por nosotros.

Se acabó la juventud. Basta de holgazanear. Hay que concienciarse. Viva el
Complejo de Edipo. Yo tengo la culpa.

Paga tus facturas, traje con chaleco, duerme con pijama, santifica el lunes,
funda una familia, por qué no adelgazas, vaya facha traes, lávate las
manos, píntate los labios, por qué dices eso, por qué dices eso, por qué
dices eso, todo está ya escrito. Van a por nosotros.

Edison y Washington y Einstein y Freud y Hitler y Kennedy y Newton y Sergio y Estibaliz y Copernico y Von Braum y don Santiago Ramón y Cajal. Van a por nosotros.

Por nuestros pecados.                Por nuestros pecados.
Por nuestros pecados.                Por nuestros pecados.
Van a por nosotros.

Cada año más cerca.
Cada día más claro.
Cada sorbo más dulce.
Cada recuerdo más lejos.

Van a por nosotros, Van a por nosotros.
Van a por nosotros, van a por nosotros,
a por nosotros todos.

—————————

Conseguir las letras ha sido muy fácil desde el festival de poesía de Berlín en el que participaron.

Anuncios

Discurso

por Vicente Hidobro, de su obra de teatro “En la luna” 1934.

Recopilado en el excelente disco-libro “Esto no es Vanguardia” de Jesús Ge

2013-07-24 21.10.00

Señores y conciudadanos
La Patria en solemifados momentos me elijusna para directar sus destídalos y salvantiscar sus princimientos y leguicipios sacropanzos.
No me ofuspantan los bochingarios que parlatrigan y especusafian con el hambrurio de los hambrípedos.
No me ofuspantan los revoltarios, los infiternos descontifechos que amotibomban al poputracio.
No me ofuspantan los sesandignos, los miserpientos, los complotudios.
La patria me clamacita y yo acucorro a su servitidio cual bien patrófago porque la patria es el prinmístino sentimestable de un coramento bien nastingado.

Si los dineoros de la Naciatra se perdisquean, no os inquiurbéis.
Ellos estaranguros en mis bolsefos. No os inquiurbéis por tan ponsoca.
Risodantamos! Carcajadamos de los ambrífogos!
No manifustran escopitrallas. Las armifuegas están guarditas en mis casuertas.
Risodantemos, amiguiñores, de los inocingenuos y visiocardios profetistófalos de una imgualticia imposibrante.
Marchifundiemos resultigrados al solipondio que es sacrifento para el patrímano por nuestra patria, por su estuandilla glorifaciente.
No temiscuad, amiguiñores, los legideales de nuestra patria son sacropanzos. Os lo promturo.
Este caotitorio del momestante como intelento con mi solsofa muy prontigüedo domifarré.

La lírica liberadora

Este mes he podido degustar un poquito de cine de verdad, de ese cine que de repente te da un latigazo mental.

tumblr_me52rwnR9F1qfdh0zo1_500

Holy Motors tiene la culpa.

La crítica con la que más coincido es la que hace pijama.surf, por si quieren profundizar.

Me pasa muy de vez en cuando, muchísimo menos de lo que quisiera, pero ..qué alegría cuando lo hace.

La machacona rutina con la que nos embota esta sociedad de consumo (o más bien de consumación)  hace que nos acostumbremos a…. sobrevivir maquínicamente.

¿Sómos mercancía? ¿O somos algo más?

¿Han tenido alguna vez esa sensación de vivir un momento trascendental?.

¿Han contemplado un amanecer desde la playa?. Todo el horizonte del mar, progresivamente se va iluminando desde el azul al amarillo hasta que se tiñe de color rojo. Todo. 180º de visión.  Como unas enormes cortinas de Lynch que soportaran todo el inmenso espectáculo. Todo rojo.  Como si no slo el mar, como si la tierra entera se pusiera de parto. El parto del sol.  El parto de un dios. Efímero o no. Todo un día nace en ese momento.

Una vez probado ese momento de calidad….ya no hay marcha atrás.

Es inevitable que el resto del decorado se desvele como el cartón-piedra que realmente es.

Necesitamos cosas que nos hagan despertar, que nos inspiren, que nos mejoren. Cosas como el programa Carne Cruda, que estaba harto de estar callado y no quería seguir soportándolo, así que preparon esta BELLEZA de flashmob