Discurso

por Vicente Hidobro, de su obra de teatro “En la luna” 1934.

Recopilado en el excelente disco-libro “Esto no es Vanguardia” de Jesús Ge

2013-07-24 21.10.00

Señores y conciudadanos
La Patria en solemifados momentos me elijusna para directar sus destídalos y salvantiscar sus princimientos y leguicipios sacropanzos.
No me ofuspantan los bochingarios que parlatrigan y especusafian con el hambrurio de los hambrípedos.
No me ofuspantan los revoltarios, los infiternos descontifechos que amotibomban al poputracio.
No me ofuspantan los sesandignos, los miserpientos, los complotudios.
La patria me clamacita y yo acucorro a su servitidio cual bien patrófago porque la patria es el prinmístino sentimestable de un coramento bien nastingado.

Si los dineoros de la Naciatra se perdisquean, no os inquiurbéis.
Ellos estaranguros en mis bolsefos. No os inquiurbéis por tan ponsoca.
Risodantamos! Carcajadamos de los ambrífogos!
No manifustran escopitrallas. Las armifuegas están guarditas en mis casuertas.
Risodantemos, amiguiñores, de los inocingenuos y visiocardios profetistófalos de una imgualticia imposibrante.
Marchifundiemos resultigrados al solipondio que es sacrifento para el patrímano por nuestra patria, por su estuandilla glorifaciente.
No temiscuad, amiguiñores, los legideales de nuestra patria son sacropanzos. Os lo promturo.
Este caotitorio del momestante como intelento con mi solsofa muy prontigüedo domifarré.

Anuncios

La lírica liberadora

Este mes he podido degustar un poquito de cine de verdad, de ese cine que de repente te da un latigazo mental.

tumblr_me52rwnR9F1qfdh0zo1_500

Holy Motors tiene la culpa.

La crítica con la que más coincido es la que hace pijama.surf, por si quieren profundizar.

Me pasa muy de vez en cuando, muchísimo menos de lo que quisiera, pero ..qué alegría cuando lo hace.

La machacona rutina con la que nos embota esta sociedad de consumo (o más bien de consumación)  hace que nos acostumbremos a…. sobrevivir maquínicamente.

¿Sómos mercancía? ¿O somos algo más?

¿Han tenido alguna vez esa sensación de vivir un momento trascendental?.

¿Han contemplado un amanecer desde la playa?. Todo el horizonte del mar, progresivamente se va iluminando desde el azul al amarillo hasta que se tiñe de color rojo. Todo. 180º de visión.  Como unas enormes cortinas de Lynch que soportaran todo el inmenso espectáculo. Todo rojo.  Como si no slo el mar, como si la tierra entera se pusiera de parto. El parto del sol.  El parto de un dios. Efímero o no. Todo un día nace en ese momento.

Una vez probado ese momento de calidad….ya no hay marcha atrás.

Es inevitable que el resto del decorado se desvele como el cartón-piedra que realmente es.

Necesitamos cosas que nos hagan despertar, que nos inspiren, que nos mejoren. Cosas como el programa Carne Cruda, que estaba harto de estar callado y no quería seguir soportándolo, así que preparon esta BELLEZA de flashmob