El agua y la “propiedad”. Los Trileros privatizadores

Sopesando la úĺtima entrada para conseguir las listas de proveedores municipales, es un hecho que hay proveedores legítimos de cara a un municipio, pero también hay saqueadores profesionales.

¿Cómo hacen para saquear las arcas los recursos del estado?

¿Cómo consiguen privatizar tan fácilmente un bien común como es el agua?

Además de la explotación privada de manantiales naturales, (y que por lo tanto nos pertenecen a todos) es importante tomar conciencia de cómo el capitalismo necesita expandirse infinitamente mercantilizando todo lo que nos rodea.

El periodista Ricardo Gamaza recorre la provincia de Cádiz descubriendo los efectos de la privatización del agua en la ciudadanía. (Pero es muy fácil extrapolar a cualquier provincia del reino borbón).

Ingeniería empresarial y financiera, puertas giratorias, fraudes…

Un trabajo de investigación imprescindible para conocer las tramas de la privatización de un derecho humano esencial, el derecho al agua.

 

Tenemos que dar las gracias a Ganemos Jerez por impulsar este documental y fomentar la des-privatización de recursos comunes.

Anuncios

Moción para exigir la publicación del listado de proveedores municipales

Después de leer la noticia de que 10 CUPs impulsadas por Podemos presentan una moción conjunta exigiendo la publicación del listado de proveedores municipales,  gracias a la red de la PACD, la Auditoría municipal y Manifiesto de Oviedo he conseguido el texto de la moción, que debería replicarse en cualquier Ayuntamiento.

2017-01-15 15.11.37

AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE XXXX

El Grupo Municipal de XXXX, en el Ayuntamiento de XXXX presenta, para su discusión y aprobación, si procede, la siguiente MOCIÓN para solicitar la publicación del listado de facturas de proveedores municipales, de acuerdo a la fundamentación siguiente:

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

Garantizar una gestión transparente debe ser objetivo prioritario de todo organismo público, y mucho más en la administración local, la más cercana a la ciudadanía. La entrada en vigor de Ley 19/2013 de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno supuso un avance importante en este sentido. Sin embargo, la información que generalmente se publica en los distintos portales de transparencia se limita a datos contables de difícil interpretación por la ciudadanía.

Por estos motivos el Grupo Municipal XXXX solicita para su discusión y aprobación si procede el siguiente

ACUERDO:

  1. Publicar trimestralmente el listado de facturas abonadas por el Ayuntamiento, empresas municipales o entidades dependientes*, en la página Web municipal, en formato reutilizable.
  2. En los listados deberá contenerse, al menos, la siguiente información:
    1. Fecha y número de factura
    2. CIF del proveedor
    3. Razón social del proveedor
    4. Concepto de facturación
    5. Importe
    6. Partida presupuestaria en la que se computa el gasto
  3. La entrada en vigor del presente acuerdo se llevará a cabo en el plazo máximo de 3 meses.

*Dependiendo del concejo será solo Ayuntamiento, Ayuntamiento y empresas municipales o Ayuntamiento, empresas municipales y entidades dependientes.


Actualizado añadiendo el CIF y que la info publicada se en formato “reutilizable”, por si alguien no entiende lo que es opendata, y evitar pdf sin indexar.

Esta información puede ser muy útil para temas como los contratos menores municipales

Cómo visualizar los contratos menores de un Ayuntamiento

Llevo un tiempo colaborando con numeroteca.org en el proyecto de SW libre para visualizar en conjunto los “contratos menores” municipales de forma interactiva, y me parece interesante compartir el método, a ver si se replica más y por más sitios.

Últimamente me estoy enfocando en el horizonte de lo municipal.

Puede quedar tan chulo como esta de TODOS los contratos menores del Ayuntamiento de Valencia en 2015

Selección_005

Paso 1: Listado de contratos

Consiga que su ayuntamiento publique en una sola lista todos los contratos menores de  en un único documento. A ser posible, que sea con open data. Intente que la lista tenga al menos los siguientes campos:

  1. Centro de Gasto (Para saber quién lo gasta)
  2. Descripción Gasto (Para saber de qué trataba el contrato)
  3. Nombre Proveedor/a  (Para saber quién lo cobró )
  4. DNI/CIF Proveedor/a (Para saber exactamente quién lo cobró)
  5. Importe Adjudicación (Para saber cuánto se gastó)
  6. Fecha Adjudicación (Para calendarizarlo )

Si su ayuntamiento no publica esta información, presente una moción como ésta

Ejemplo de lista recopilatoria: Valencia

Bájese esa lista.

Paso 2: Refine la lista (opcional, aunque recomendable)

Como la lista suele estar generada de forma descuidada, hay muchos registros que no coinciden por abreviaturas, errores mínimos, espacios en blanco…..)

Usando el SW libre OpenRefine, limpie FACILMENTE la lista y unifique datos con designaciones parecidas bajo el mismo epígrafe.  Exporte el fichero resultante en formato “.tsv”. Para que el visualizador funcione, la primera fila de las columnas (header) debe llamarse:

  1. centro
  2. actividad
  3. quien
  4. dni
  5. importe
  6. date

En el ejemplo con muy pocos cliks, se eliminaron los espacios en blanco antes y después de cada celda;  se cambió la notación de los decimales, se modificó el header y se agruparon proveedores que aparecían con nombres diferentes (siempre que tuvieran el mismo CIF)

Para agrupar proveedores interesante usar el DNI en vez del nombre del proveedor, para evitar errores. Se pude dar el caso de que un grupo empresarial/empresa puede tener varios CIF. (Viajes el corte inglés, Informática el Corte Inglés…. etc). Es importante estar atentos a posibles agrupaciones posteriores.

Paso 3: Genere una “tabla dinámica”

Es una opción muy fácil con LibreOffice . Tan sólo hay que abrir el archivo con los datos refinados en este programa, y buscar en el menú “Insertar/tabla dinámica…”. Añada en el hueco “campos de fila” el campo “nombre del proveedor” y en el hueco “campos de datos” el campo importe ( clickando se puede elegir que haga la cuenta, además de la suma). Automáticamente se generará una tabla que suma  la cuantía de contratos de cada suministrador.

Selección_003

Para saber quién se ha llevado más dinero, una vez generada la tabla, seleccione una celda de la columna C y ordene los resultado con la opción del menú “Datos/Orden descendente”

En el ejemplo: Contratistas del Ayto de Valencia en 2016 que más importe han recibido

Top25Ayto2016

Paso 4: Generación de ficheros para la visualización

Para generar la visualización se necesitan los siguiente ficheros en formato “.tsv” (son pocos):

  1. data (fichero con el listado de contratos que hemos refinado (o no) con las columnas del paso 2)
  2. viplist (fichero usado para generar la primera fila de filtros, para filtrar por empresa)
  3. centroslist (fichero usado para generar la segunda fila de filtros, los centros de gasto)
  4. thinglist (fichero usado para generar la tercera fila de filtros, por descripción en el contrato)

El viplist puede incluir las empresas que suman mayor importe. El  centroslist es básicamente la columna del centro de gasto emisor, y el thinglist debería ser una forma de agrupar contratos por descripción (obras, mantenimiento…).  Para ello puede ser intersante observar las palabras que más aparecen en el campo descripción usando la herramienta web Wordcounter

Paso 5: Genere la visualización.

Póngase en contacto con el mantenedor de este proyecto y envíele los ficheros para ir ampliando las visualizaciones, o si es usuario de git, genere su propio fork local.

Para ello, le recomiendo el manual oficial de GIT o el GitHowTo, y este cliente de git para Windows

Paso 6: Disfrute del panorama.

Como ejemplo, la lista interactiva de:

o incluso de visualizaciones alternativas a contratos municipales como :

Si el lector está interesado en estos temas, le recomiendo pasar por la página de cualquier OCM, por ejemplo el OCM de Zaragoza.

Cómo se resolvió con éxito la crisis del euro

La2-euro

Por Barry Eichengreen, Charles Wyplosz

12 de febrero de el año 2016

Cuando el recién elegido Gobierno griego de George Papandreou reveló que su antecesor había adulterado los libros, los mercados financieros reaccionaron violentamente……

Este artículo recopila los pasos ejecutados por los políticos después de ese episodio, que fueron esenciales en la resolución de la crisis. Analizándolo en retrospectiva, fue muy destacable la combinación de pragmatismo y razonamiento basado en sólidos principios económicos mostradas por los líderes europeos. En lugar de señalar con el dedo, reconocieron que eran colectivamente responsables de la crisis.

Ahora que hace tanto tiempo que la Crisis pasó, es fácil olvidar lo cerca del desastre que estuvo la Eurozona. Cuando el recién elegido gobierno griego de George Papandreou reveló que su antecesor había manipulado las cuentas, los mercados financieros reaccionaron violentamente. A pesar de que los bonos del gobierno griego, portugués e italiano habían sido buenas inversiones, y los diferenciales de estos activos continuaban convergiendo hacia los de los bonos alemanes, la revelación de Papandreou fue un recordatorio de que no había ninguna certeza en dicha convergencia .

El reconocimiento de la deuda insostenible de Grecia

Lo que sucedió después – un conjunto de medidas decisivas que resolvieron rápidamente la Crisis – fue ni más ni menos que un milagro, posible gracias a una combinación de férrea  resolución y de sentido común económico. En su histórica declaración de 11 de febrero de 2010, los jefes de estado y gobierno europeos reconocieron que la deuda del gobierno griego era insostenible. En lugar de usar el planteamiento de “ignorar y extender”, se enfrentaron a la realidad. Prestar a Grecia aún más dinero sólo la habría endeudado todavía más y la habría obligado a llevar a cabo una consolidación fiscal aún más draconiana para mantener la ficción de que podría pagar lo que pidió prestado. En cualquier caso, no pudo haber rescate del gobierno griego, dada la prohibición de tales medidas del Tratado de Maastricht. Grecia, insistieron los líderes europeos, tenía que reestructurar su deuda como condición para recibir ayuda exterior.

Para ser rigurosos, la reacción del mercado no fue favorable, y no todos los políticos estuvieron de acuerdo. Los diferenciales de la deuda pública griega, que habían sido mínimos mientras los mercados anticipaban el rescate, se dispararon. Papandreou realizó llamadas urgentes a los jefes de Estado europeos y a Jean-Claude Trichet, presidente del BCE. La reestructuración de la deuda del país llevará tiempo, les recordó, y de momento Grecia tenía un déficit público de 15 % de su PIB. La única forma de financiarlo, sostenía Papandreou, era que socios de la Eurozona extendieran un préstamo puente y que el Banco Central Europeo proveyera a los bancos griegos gracias a la provisión de liquidez de emergencia (ELA).

 

Papandreou, de hecho, no estaba entusiasmado de haber añadido su nombre a la larga lista de primeros ministros griegos obligados a supervisar una quiebra. Gran parte de la deuda del gobierno griego estaba en manos domésticas, así que la reestructuración no haría subir su popularidad precisamente. Los bancos extranjeros también tenían deuda griega, y el impacto de la reestructuración sobre su solvencia era incierto. Una reestructuración griega también planteaba dudas sobre si otros gobiernos europeos altamente endeudados le seguirían. Papandreou advirtió que el default podría ser como otro Lehman Brothers, sólo que peor.

Los líderes europeos mostraron una admirable calma ante estas advertencias. Trichet, en lugar de oponerse a la reestructuración de la deuda, se opuso a la liquidez de emergencia, recordando el mandato del BCE que le limita a prestar solo con una buena garantía. La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, no muy felices de que sus bancos hubieran tomado posiciones en bonos griegos imprudentemente, acordaron que esos bancos debían soportar las consecuencias. Si los bancos quebraran, los gobiernos alemán y francés lo resolverían,  haciendo que los accionistas ​​asumieran las pérdidas mientras preservaban al mismo tiempo a los pequeños depositantes.

La canciller Merkel se mostró inflexible: pedir a los contribuyentes griegos para rescatar a los bancos extranjeros no sólo era injusto, sino que agravaba el riesgo moral. El público alemán, todavía enfurecido por el mal comportamiento de los bancos que había producido la crisis financiera, respaldo su línea dura. Sarkozy quizá estaba menos comprometido, pero se convenció con el argumento de Merkel de que otro rescate bancario podría arruinar sus posibilidades de reelección.

Grecia busca la ayuda del FMI

Buscando una alternativa más agradable, la siguiente parada de Papandreou fue el FMI. Su director gerente, Dominique Strauss-Kahn, estaba encantado de hacer negocios. La pregunta era qué tipo de negocios, exactamente. El Director Ejecutivo de Estados Unidos, siempre una voz influyente en la Junta, argumentó en contra de la quita. Haciendo de canal transmisor del Tesoro de Estados Unidos, advirtió que los bancos europeos débiles podrían colapsar, lo que provocaría el contagio a los ya de por si débiles bancos de Estados Unidos. Sería mejor que el FMI ignorara su Marco sobre Acceso Excepcional de 2002 y extendiera a Grecia un préstamo grande, hasta 30 veces la cuota, por razones de estabilidad sistémica.

Sin embargo, el análisis de sostenibilidad de la deuda de los funcionarios del FMI mostró que la deuda de Grecia ya era demasiado alta para que ese gran préstamo pudiera ser pagado. La estabilización de la relación deuda/PIB requeriría una contracción fiscal masiva que hundiría al país en la depresión. El efecto multiplicador fiscal estimado predecía que el PIB podría caer un 25% en tres años. No hubo manera de que Strauss-Kahn pudiera avanzar en sus ambiciones políticas francesas. El director general concluyó rápidamente que el camino conveniente era aliarse con líderes europeos y abrazar la prioridad de la reestructuración de la deuda.

En la reunión de la Junta Ejecutiva del FMI del domingo 10 de mayo, los directores europeos pasaron por encima de las objeciones del director ejecutivo de Estados Unidos. La Junta acordó un programa asumiendo un recorte del 50% de la deuda pública griega. Esto haría posible que el Fondo prestara a Grecia sólo lo suficiente para financiar un déficit presupuestario de 10% del PIB durante tres años, apoyando el crecimiento continuo o al menos limitando la caida en la recesión del país. La consolidación fiscal seguía siendo necesaria, pero por el momento se limitaría a 5% del PIB, que era lo máximo posible que el nuevo Gobierno de unidad nacional de Grecia podía soportar.

A cambio de esta ayuda, se pidió a Grecia preparar un programa de reformas estructurales, a partir de la reforma del mercado de productos y procediendo después a la reforma del mercado laboral. (Reforma del mercado de productos en primer lugar porque bajó los precios y aumentó la capacidad de gasto de los hogares, para no empeorar la recesión, y la reforma del mercado laboral después, porque redujo salarios y redujo el poder adquisitivo de los hogares sólo más tarde, cuando la economía estaba en mejores condiciones para manejar la situación). Los documentos del programa dieron a las autoridades griegas una gran libertad en el diseño de estas medidas y reconocieron la realidad de que tomaría tiempo poner en práctica estas medidas.

Una vez el gobierno griego tuvo el apoyo del FMI garantizado, inició negociaciones con sus acreedores. Un canje de deuda, en la que a los inversores se les ofreció un menú de bonos con una quita del 50%, se completó a finales de año.

España e Irlanda en apuros

Las autoridades francesas y alemanas nacionalizaron sus bancos más afectados y rescataron a sus grandes acreedores. Los efectos secundarios en el sistema financiero estadounidense y global fueron mínimos. Los miembros del Bundestag se felicitaron por haber vencido el riesgo moral. Francia mitificó a Sarkozy, el candidato presidencial se revistió con el aura de François Mitterrand, el estimado líder que nacionalizó los bancos en 1981.

Pero, como había predicho Papandreou, lo que ocurrió en Grecia no se quedó en Grecia. Si la reestructuración pudo suceder allí, entonces podía ocurrir “en cualquier lugar”; siendo los candidatos obvios para “en cualquier lugar” Irlanda y España. Ambos países habían experimentado burbujas inmobiliarias masivas que comenzaron a desinflarse en 2007, llenando de problemas sus bancos. Los precios de los CDS (pólizas de seguro para los bancos) se desplomaron, y las primas de riesgo de la deuda irlandesa y española subieron porque los inversores apostaron a la probabilidad de un rescate de los bancos por parte del gobierno.

El 18 octubre 2010 Merkel y Sarkozy dieron su famoso paseo por la playa en Deauville, después del cual emitieron una declaración conjunta afirmando que los acreedores no asegurados deberían asumir pérdidas. Los mercados se alarmaron, pero Merkel y Sarkozy se mantuvieron firmes; no habría vacilaciones entre el rescate o asumir pérdidas. En la tormentonsa cumbre europea que siguió, insistieron en que Irlanda y España administraran el mismo medicamento aplicado a sus propios bancos. Las autoridades irlandesas y españolas, diligentemente obligados, hicieron que los acreedores no asegurados asumieran las pérdidas mientras protegían a los pequeños ahorradores. Cuando los fondos de los acreedores no asegurados no fueron suficiente, separaron sus insolventes prestamistas en bancos buenos y malos, lo que permitió a los bancos buenos  reanudar los préstamos, mientras que los bancos malos se hundieron.

Pero si los bancos acreedores sufrieron un recorte en Irlanda y España, también podrían tener un recorte en otras partes. Hubo una hemorragia de depósitos de los bancos italianos, y los precios de los bonos bancarios cayeron aún más. Los líderes europeos respondieron en diciembre de 2010 con lo que llegó a ser conocido como ‘la unión bancaria’. Todos los países plantearon la cobertura del seguro de depósitos de 100.000 €. Se creó inmediatamente un fondo común para respaldar los sistemas nacionales de seguro de depósitos usando transferencias fiscales dedicadas, con la condición de que estas transferencias serían devueltos al remitente como impuestos sobre los flujos bancarios, aprovechando plenamente el fondo. Para tranquilizar a los gobiernos que pedían que el fondo común fuera limitado, se le dio autoridad de supervisión al BCE sobre los sistemas bancarios de los miembros.

Aún así, cuando la confianza se quiebra, recuperarla no es inmediato. El éxito de la asunción de pérdidas, de la unión bancaria, y la reforma estructural griega era incierto. Los inversores continuaron presionando para derrumbar los precios de los bonos de las economías débiles de la zona euro, forzando las finanzas de los gobiernos y cuestionando la supervivencia del euro.

La respuesta vino con el famoso discurso de Trichet ‘lo que sea necesario’ en Londres a finales de 2010, donde el presidente del BCE concluyó que las responsabilidades del banco central como prestamista de último recurso triunfaban sobre su deseo de ser visto como un luchador contra la inflación al estilo teutón. Reconociendo esa resolución bancaria, aun bien organizado, llevó tiempo, los tipos de interés del BCE se recortaron en repetidas ocasiones a principios de 2011 para compensar los efectos de deflación. Se inició entonces un programa de flexibilización cuantitativa, con la compra de bonos del gobierno a un ritmo de 100 mil millones de € al mes inicialmente durante dos años. La bajada de diferenciales hizo que la nacionalidad de esos bonos no fuera un problema, lo que a su vez hizo ese volumen sustancial de compras posible. Los diferenciales más bajos también hicieron que fuera más fácil para los gobiernos irlandés y español, ambos ligeramente endeudados, continuar ejecutando modestos déficits presupuestario, apoyando así la continua expansión de sus economías.

Ayudó el hecho que Alemania, liderada por Merkel, relajó sus esfuerzos para eliminar su propio déficit presupuestario. Siempre realista, Merkel llegó a la conclusión de que era imposible seguir rechazando las solicitudes de otros países para un rescate sin ofrecer una  ayuda en forma de crecimiento más rápido en Alemania. Ella aceptó el argumento, hecho por el FMI y la Comisión, de que la resolución de la crisis requería un reequilibrio dentro de Europa y que el reequilibrio no podría ocurrir únicamente a través de la deflación en otros países. Se requierían mayores salarios y precios en Alemania.

Tras la cumbre de Niza,la canciller pidió a su ministro de Finanzas Wolfgang Schaueble, dimitir o abandonar su política fiscal contractiva. Schaueble, durante mucho tiempo un defensor de la “unión cada vez más estrecha”, aceptó a regañadientes que la expansión fiscal era un precio necesario para lograr su valioso objetivo. El gobierno de Merkel aprovechó el  bajo nivel de las tasas de interés sin precedentes para proponer un programa de bonos financiados por el gasto en infraestructura, aumentando su popularidad en el país y estimulando el crecimiento más rápido no sólo en Alemania, sino en sus economías asociadas de la zona euro.

Observaciones finales

Thus, by the end of 2012, following three years of turmoil, the Crisis was over. Growth in Europe had resumed. That growth enabled governments to begin narrowing their budget deficits, reassuring the markets of the sustainability of their debts. Aggressive easing enabled the ECB to hit its 2% inflation target. With prices rising by 4% in Germany, rebalancing within the Eurozone proceeded without forcing a disastrous deflation on countries like Greece.

De este modo, a finales de 2012, tras tres años de agitación, la crisis se acabó. El crecimiento en Europa se había reanudado. Ese crecimiento permitió que los gobiernos comienzaran a reducir sus déficits presupuestarios, garantizando a los mercados la sostenibilidad de sus deudas. La flexibilización agresiva permitió al BCE alcanzar su objetivo de inflación del 2%. Con la subida de precios de un 4% en Alemania, el reequilibrio dentro de la eurozona procedió sin forzar una deflación desastrosa en países como Grecia.

Analizándolo en retrospectiva, fue muy destacable la combinación de pragmatismo y razonamiento basado en sólidos principios económicos mostradas por los líderes europeos. En lugar de señalar con el dedo, reconocieron que eran colectivamente responsables de la crisis. En lugar de permitir que las políticas macroeconómicas fueran dictadas por la ideología y la doctrina, modificaron su postura política en respuesta a las evidencias. En lugar de permitir que sus decisiones fueran dictadas por lobby bancario, resistieron en el no rescate. El FMI de igual manera permaneció en sus principios, forzando la reestructuración de la deuda y a la quita a pesar de las advertencias de desastre inminente de los banqueros.

Los holandeses y finlandeses, entre otros, continuaron sugieriendo que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento debía reforzarse mediante la aplicación de medidas aún más intrusivas y burocráticas. Las viejas ideas tardan en morir. Pero a medida que se fortalecieron las posiciones fiscales, sus propuestas contraproducentes fueron dejadas de lado. A medida que las deudas se redujeron a niveles sostenibles, el control sobre las políticas fiscales nacionales fue restaurado a los gobiernos nacionales. Se demuestrí que os que decían que el euro no podía funcionar sin una unión política estaban equivocados. La última medida del éxito es que los políticos en diversas partes del mundo están ahora contemplando activamente sus propias uniones monetarias, siguiendo el ejemplo europeo.

Fuente original:  http://www.voxeu.org/article/how-euro-crisis-was-successfully-resolved?

Deuda Pública: Definiciones (II)

Este artículo es la continuación de este anterior, donde se trata la definición de “deuda ilegítima“.

LOGO-PACD-VALÈNCIA-COLOR-FONDO_NEGRO-CATALÀ-TRAZADO_01

Recopilando un poco…….¿qué tipos de deudas ilegítimas hay?

Según el destino de los fondos obtenidos se pueden clasificar por ejemplo, en los siete casos siguientes. (ver ODG )

  1. Denominamos deudas de opresión a las resultantes de préstamos contraídos para financiar actividades humillantes, agresivas o criminales contra la población del país que se endeudó. La deuda odiosa es una deuda ilegítima de opresión.
  2. Las deudas de guerra consideradas ilegítimas son aquellas derivadas de préstamos que financiaron planes bélicos con fines imperialistas, anexionistas o de conquista (extender el dominio de un país sobre otro u otros por medio de la fuerza).
  3. Deudas de corrupción. Este tipo de deudas son las que se acumulan como consecuencia de actos de corrupción.
  4. Deudas de élite. Estas deudas ilegítimas son las que se acumulan como resultado de préstamos tomados por el Estado para beneficiar exclusivamente a una minoría de la población o a grupos económicos – locales o foráneos- que gozan de una posición de ventaja política o económica preexistente, o que cuentan con el poder suficiente (capacidad para pagar sobornos, capacidad para determinar el estado financiero o económico del país, etc.) para obtener tales favores diferenciales. También hace referencia a la deuda acumulada por los pasivos privados que asume el erario público con el mismo fin.
  5. Deudas de desarrollo. Éstas son las deudas contraídas para realizar proyectos de desarrollo que fracasaron o cuyas consecuencias humanas o ambientales resultaron nefastas porque carecían de estudios de viabilidad técnica, financiera, ambiental o social.
  6. Denominamos deudas de salvataje (salvamento) a aquellas generadas por proyectos o por reestructuraciones económicas, financieras o institucionales que prometían el crecimiento económico del país de localización o su estabilidad -y consecuentemente, la reducción de la pobreza- pero que produjeron el efecto inverso.
  7. En rigor, las deudas fraudulentas no son otra clase de deuda ilegítima, que pueda identificarse por el destino que se le dio a los fondos. De hecho, éstas se podrán encuadrar en alguna de las categorías de deudas ilegítimas ya descritas, en especial las deudas de corrupción o de élite. Sin embargo, esta distinción pretende destacar los casos en que hubo intencionalidad y connivencia entre las partes para que se cerraran negocios sucios basados en la estafa y el fraude con cargo a la deuda soberana. Y en particular, los casos en que la deuda externa se acumula indirectamente debido a la implementación de este tipo de maniobras, como por ejemplo cuando ellas permiten la evasión fiscal, la fuga de capitales o el lavado de dinero.

Así pues, una deuda ilegítima ¿puede NO pagarse?

Basta que una deuda sea ilegítima para que se pueda ejercer el derecho de repudiarla (no pago). La ciudadanía tiene derecho también a exigir la transparencia y la participación en materia de presupuestos a TODOS los niveles.

Pero hay que distinguir entre deuda ilegitima y pago ilegítimo del interés.

Una deuda puede haberse contraído de forma legal y legítima (la adicción al crédito es una enfermedad de nuestros gobernantes). Pero si sobrevienen circunstancias especiales y se prima el pago de la deuda contraída antes que el pago de necesidades básicas, ese pago en sí es ilegítimo. La prioridad del estado es proteger el bienestar de las personas.

Por lo tanto, el cambio de la Constitución en su artículo 135.3 es ilegítimo.

Es ilegítima una deuda y un modelo económico que antepone los derechos de los acreedores ante los derechos de las personas.

¿Qué es una deuda “ilegal”? ¿Es lo mismo que “ilegítima”?

Una deuda puede ser ilegal cuando se contrae mediante mecanismos que se encuentran fuera de la ley, es decir, deudas cuyos contratos contienen cláusulas ilegales. Es el caso de contratos en cuya celebración, ejecución o cancelación se ha violado la legislación del país receptor, o se han transgredido reglas y/o principios de justicia internacionales.

Bueno, pero ¿Para qué sirve una auditoría de la deuda?

Una auditoría sirve para identificar la parte ilegítima, odiosa o ilegal de una deuda, en concreto para la PACD, de la deuda pública española. Y está claro que al menos en los últimos 20 años, incluso los últimos 30, hay evidencias de la existencia de este tipo de deudas.

Un ejemplo: Los gobiernos que se han sucedido en España han implementado políticas tributarias de reducciones de impuestos a las personas ricas (ya sea a nivel de sus ingresos como personas físicas o sobre los ingresos de las empresas, especialmente las grandes, ya sean nacionales o extranjeras). Este proceso ha obligado a aumentar los impuestos indirectos, como el IVA, que afecta sobre todo a la gente con ingresos más bajos, ya que el IVA se paga a través de todo lo que se consume. Es decir, se implementan políticas tributarias que no respetan el principio de equidad, y que además, frecuentemente, no reportan a las administraciones la cantidad de fondos necesaria para afrontar los gastos e inversiones públicas. Este hecho lleva a las administraciones a recurrir a un mayor endeudamiento como modo de financiación. Entonces, esa deuda contraída, es una deuda ilegítima de élite.

Otro ejemplo: Una deuda contraída para rescatar a empresas privadas, quebradas, y así socializar las pérdidas y transferir deudas privadas hacia el tesoro público es también una deuda ilegítima, que podría calificarse también como de élite.

Entonces….¿Qué es en realidad la deuda?

La deuda es un elemento fundamental del sistema capitalista. El Estado podría financiarse sin recurrir al endeudamiento (o recurriendo puntualmente). Pero se asume la deuda como una herramienta imprescindible y la principal vía para la inversión pública. En teoría, las inversiones, el gasto social, en infraestructuras, etc., genera más ingresos, que bien gestionados, deben ser recuperados por el Estado. Los Estados se endeudan, e incluso incurren en déficit, con el objetivo de activar la economía y de obtener superávit a un cierto plazo.

Así pues, estos mecanismos revelan una clave del sistema: la dependencia del crédito, y consecuentemente la necesidad ineludible de crecimiento de la economía (y la confianza falsa en que ese crecimiento se produce indefinidamente).

El Estado se encuentra obligado a crear riqueza (crecer) continuamente para, al menos, devolver los créditos prestados más los intereses. Este crecimiento no siempre produce desarrollo equitativo para toda la población; a veces se obtiene a base de potenciar el sector exportador, al margen de las necesidades reales de la población, como ocurre frecuentemente en los países de la periferia del planeta. Además, la reproducción de este sistema ha sido posible gracias al saqueo sistemático de la riqueza generada por la naturaleza y al aprovechamiento no remunerado de los trabajos sociales y de cuidados realizados por las mujeres.

Pero existen otros mecanismos de obtención de ingresos por el Estado que no dependen tan directamente del crecimiento, y que son más justos y equitativos, especialmente, una política fiscal más progresiva, y otros que se explicarán más adelante.

Es interesante resaltar el papel central que el pago de la deuda tiene para nuestros gobernantes. En agosto de 2011 se reformó, sin consulta popular, y en contra del derecho internacional y estatal, pero con los votos a favor del PP y el PSOE nuestra Constitución para priorizar el pago de la deuda frente a cualquier otro gasto del Estado:

“los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta” (artículo 135.3 de la Constitución española).

¿Por qué se favorece la deuda como forma de financiación de la administración pública frente a otros mecanismos? ¿Por qué se prioriza su pago sobre los gastos necesarios para que una sociedad se desarrolle adecuadamente?

Porque, en realidad, la deuda es una herramienta del sistema capitalista en el que vivimos, para generar plusvalía, para obtener beneficios (no sólo económicos) destinados a perpetuar las estructuras de poder, para intercambiar favores políticos y para profundizar en las desigualdades. Ha servido durante décadas a gobiernos de todo tipo para extraer riqueza de los pueblos y trasladarla a las élites, restando legitimidad, soberanía y autogobierno.

La deuda, como instrumento ideológico, nos lleva también a reflexionar sobre la “mercadocracia” en que vivimos, y sobre la carencia de mecanismos de participación en nuestra democracia. Al fin y al cabo, la utilización de la deuda para perpetuar y extremar el injusto y asimétrico modelo económico global, se ve facilitada por la ausencia de la ciudadanía en los procesos de toma de decisiones políticas. Vemos una relación clara entre el problema de la deuda y el vaciamiento de las democracias representativas en favor de la Comisión Europea, del BCE, del FMI (la Troika) y el resto de élites políticas y económicas mundiales (creación de “democracias autoritarias”).

Deuda Pública: Definiciones (I)

El conocimiento es liberador.  Qué mejor forma de empezar con fuerza que repasando las bases?

Tomando como base el documento generado por la PACDIdeas Fuerza“,  voy a intentar un acercamiento a las nociones básicas sobre deuda pública más interesantes. Comencemos por el principio: Definamos conceptos.

¿A qué se refieren cuando hablan de la “deuda española“?

Cuando en los medios de comunicación, en las cumbres económicas o en los programas de debate hablan de la “deuda española” no se refieren a la deuda pública, sino que incluyen también la parte privada, es decir, la deuda que tienen las empresas, entidades financieras y hogares.

Aha. La parte privada de la deuda.  Que es principalmente….

Son los préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador. Es aquella deuda contraída por parte de empresas privadas nacionales (financieras o no financieras) con entidades e inversores nacionales o extranjeros. También incluye la deuda contraída por los hogares.

Entonces….¿A qué nos referimos exáctamente cuando hablamos de “deuda pública”?

La deuda pública es la deuda contraída por el Estado y el resto de las administraciones públicas (AAPP) cuando necesitan financiar inversiones de cualquier tipo, y no disponen de los fondos necesarios. A veces las administraciones se endeudan para afrontar el déficit público (situación en que los gastos son mayores que los ingresos). En definitiva, se trata del conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos (el prestatario es la parte que solicita el dinero y por tanto contrae la deuda).

¿Y cómo se endeuda un Estado?

El Estado o las demás AAPP no sólo tienen la opción de ir al mostrador de un banco para solicitar un préstamo[1]. También pueden hacerlo, de forma habitual, a través de la emisión de Títulos y/o Bonos del Tesoro, que comportan un interés. Hay varios instrumentos, que en adelante llamaremos Títulos, con varios plazos de devolución:

  • Letras del Tesoro (a 3, 6, 12 y 18 meses);
  • Bonos del Tesoro (a 3 y 5 años)
  • Obligaciones del Tesoro (a 3, 10 y 15 años)
  • Otras forma de emisión (por ejemplo las emisiones del FADE, fondo estatal creado para financiar el déficit de tarifa eléctrico).

¿Cómo se fijan los intereses de estos Títulos (que son en realidad préstamos otorgados por diversas entidades prestadoras: bancos, inversores, etc.)?

En general, el interés al que se nos presta el dinero, al comprar ese Título, crece con la duración del Título, es decir, con el plazo de devolución. Por ejemplo, los intereses que se pagan por 100 Euros financiados con una Letra a 3 meses serán menores que con una Obligación a 10 años, al Estado español le sale más barato devolverlo antes. Sin embargo, hay excepciones, como en Francia, donde ha sucedido al contrario, o en Alemania, donde pueden llegar a darse intereses negativos.

Por otro lado, el interés aumenta según aumenta el supuesto riesgo de impago por parte del deudor. Cuantas más dificultades económicas tenga el país emisor, más riesgo existe de que no sea capaz de devolver el préstamo, y por tanto el interés ha de ser mayor, más atractivo a ojos del posible inversor en los Títulos de dicho país.

Pero ¡atención! el interés al que el Estado español vende estos Títulos no es la famosa prima de riesgo; de hecho según el Banco de España el interés medio al que el Estado coloca sus Bonos y Títulos en el año 2012 según datos del Tesoro fue del 3,01%. Y eso con toda la tormenta contra la deuda soberana. Entre otras estrategias, la fundamental por parte del Tesoro fue reducir los plazos de emisión para evitar que se disparase el coste. Aun así, el rápido crecimiento del volumen de deuda hace que el precio sea solo uno de los factores a tener en cuenta.

En 1990 el rendimiento medio de las emisiones fue el 12,45%, en el año 2000 era del 4,98% y en 2009 fue el coste medio más reducido (2,56%).

Pero entonces… ¿qué es la prima de riesgo?

Lo explicaremos con un ejemplo sencillo. La prima de riesgo nos indica a qué interés se realizan las transacciones entre agentes en el mercado secundario, que suele ser mucho más alto que el interés de emisión (el interés al que el Estado español consigue su financiación). Es decir, la prima de riesgo afecta, pero no de manera “matemática”[2] al precio al que el Estado consigue dinero.

Ejemplo: Yo soy el Estado español y tú me compras 100 Euros de deuda que yo prometo devolverte en 1 año al 5% de interés, es decir, te daré 105 Euros. Si tomas ese Bono o Título u Obligación y lo vendes antes de ese año en el mercado secundario a 99 euros porque quieres liquidez o por el motivo que sea, lo estás vendiendo más barato, pero con mayor rentabilidad, al 6%.

Pues ese último interés es la prima de riesgo, es el interés medio al que se hacen las transacciones en el mercado secundario, que tiene que ver con la financiación estatal española, pero algo menos de lo que nos venden en los telediarios ¿por qué?:

a)     en primer lugar porque el mercado secundario es “el mercado de segunda mano” y no todo el mundo va a él por lo que no es exacto suponer la absoluta ligazón en ambos mercados (primario y secundario).

b)    En segundo lugar por el volumen negociado en este mercado varía mucho según cada momento (hay veces que es enorme y otras veces reducido). Eso supone que muy pocas operaciones de venta provoquen caídas del precio de la deuda pública (incremento de la prima de riesgo) con el consiguiente terremoto. Dar por bueno el precio de mercado que arroja el mercado secundario cuando se producen pocos intercambios en el mismo (que es el caso actual y de los últimos dos años) es “ilógico”.

Ya.  Y ¿por qué se le da tanta importancia a la prima de riesgo?

Para legitimar los recortes principalmente. Una sociedad en estado de shock es más fácil de desmantelar.

Ahora bien, dicho lo anterior, la prima de riesgo afecta de alguna manera al precio de las nuevas emisiones aunque solo sea por el “ruido mediático” que se provoca y que le viene muy bien a las entidades bancarias que tienen carácter de creadores de mercado del Tesoro Público. ¿Qué es esto? Son 21 bancos (no solo españoles) que tienen contrato con el Tesoro para comprar cada uno de ellos el 3% de las emisiones que realizamos. Es decir, el 63% de cada emisión está asegurado (a cambio de una comisión que pagamos, por supuesto). Por tanto, si existe jaleo en torno a una elevada prima de riesgo, la subasta se le hace más cara al Tesoro y por tanto tiene mayor rentabilidad para estas entidades. No es que manipulen el mercado secundario pero utilizan esos momentos de pánico en su propio interés y beneficio. En resumen, el coste de la financiación para el Estado es el tipo de interés al que se emite en el mercado primario y ese indicador NO ES LA PRIMA DE RIESGO AUNQUE ESTA PUEDA INFLUIR EN EL COSTE

 LOGO-PACD-VALÈNCIA-COLOR-FONDO_BLANCO-CATALÀ-TRAZADO_01

¿Qué es una deuda ilegal?

Una deuda puede ser ilegal cuando se contrae mediante mecanismos que se encuentran fuera de la ley, es decir, son deudas cuyos contratos contienen cláusulas ilegales. Es el caso de contratos en cuya celebración, ejecución o cancelación se ha violado la legislación del país receptor, o se han transgredido reglas y/o principios de justicia internacionales.

Vamos al Turrón!:  ¿Qué es la deuda odiosa?

La deuda odiosa, en sentido estricto, según se definió a través del derecho internacional, era una deuda contraída por una dictadura, sin tener en cuenta los intereses del pueblo.

Esa noción de deuda odiosa nació realmente como doctrina en el año 1927 y fue elaborada por Alexander Sack. Como Sack explica:

Si un poder despótico contrae una deuda no para las necesidades y los intereses del Estado, sino para fortificar su régimen despótico, para reprimir a la población que los combate, etc., esta deuda es odiosa para la población de todo el Estado […] Esta deuda no es obligatoria para la nación; es una deuda de régimen, personal del poder que la contrajo, y, en consecuencia, deja de tener validez cuando ese poder cae.

Más adelante agrega:

Igualmente podríamos colocar en esta categoría de deuda los préstamos contratados con el objeto manifiesto de responder a intereses personales de los miembros de un gobierno o de las personas o grupos ligados a un gobierno, y que por ello no tienen ninguna relación con los intereses del Estado.

[Alexander Sack, 1927: «Los efectos de las transformaciones de los Estados sobre sus deudas públicas y otras obligaciones financieras»].

De esta manera encontramos 3 condiciones que deben presentar las deudas para ser consideradas odiosas:

  1. Que hayan sido contraídas por un régimen despótico, dictatorial, con el objetivo de consolidar su poder,
  2. Que hayan sido contraídas no en interés del pueblo, sino en contra de su interés y/o en el interés personal de los dirigentes y de las personas próximas al poder,
  3. Que los acreedores hayan conocido (o hayan estado en la posibilidad de conocer) el destino odioso de los fondos prestados.

Lo que se escucha a menudo es “deuda Ilegítima”:  ¿Qué es una deuda ilegítima?

La deuda ilegitima es un concepto más amplio que el anterior y se refiere a deudas que proceden de préstamos que atentan contra la dignidad de la vida de las ciudadanas del mundo y/o ponen en peligro la convivencia pacífica entre los pueblos. Ya sea a través de lo que esconden, de lo que financian o por los comportamientos, mecanismos o fenómenos que, a corto, medio o largo plazo, provocan.

Son las deudas que se derivan de acuerdos financieros que (o bien en la contratación o renegociación, o bien en lo que establecen, en lo que financian o en los impactos que causan) violan los derechos humanos o los principios de derecho reconocidos por las naciones del mundo. O desconocen las reglas de derecho internacional que rigen las relaciones entre los Estados y entre los pueblos.

Algunos de esos fenómenos, mecanismos o comportamientos que se han dado a través de las deudas ilegítimas son la opresión de los pueblos, el genocidio, las guerras imperialistas, la corrupción, la distribución desigual de la riqueza, la generación de la pobreza, la arbitrariedad en los procedimientos, el intervencionismo de las soberanías o los desastres ecológicos.

Desea saber algo más?  La segunda parte de este artículo aquí


[1] Las administraciones públicas también piden préstamos a las entidades financieras. De hecho, a septiembre de 2012 los créditos bancarios superaban los 200 mil millones de euros (20% del total de los pasivos)

[2] En realidad la prima de riesgo aumenta cuando existe mucha oferta de títulos de deuda pública en el mercado secundario. A los que tienen obligaciones, bonos o letras del Tesoro les “quema” en las manos e intentan deshacerse de ellos. El resultado es que el precio de esos títulos baja y por lo tanto su rentabilidad (diferencia entre el precio de compra y lo que percibirá el adquirente al vencimiento del título) sube. El resultado es que si yo hoy puedo comprar en el mercado secundario un título más barato en el mercado secundario, no iré mañana a comprar nada en una colocación nueva de deuda pública que pueda emitir el Estado español. Habrá menos “apetito” por los nuevos bonos a no ser que estos se acerquen en rentabilidad a lo que está pasando en el mercado secundario. Sin embargo esto no es “matematicamente exacto”.

Fuente:

¿Por qué se endeudan los ricos?

Porque especular con dinero prestado es más rentable.

Rockefellers

Aunque no lo necesiten.  Se endeudan por rentabilidad, no por necesidad.

Gracias a Eduardo Garzón y su educativo blog he descubierto un detalle importante que resumo en este post:

…, para una actividad o inversión determinada, uno puede ganar mucho más dinero si utiliza dinero prestado en vez de dinero propio

Demostrémoslo matemáticamente con un simple ejemplo:

Imaginemos que una determinada empresa quiere realizar una inversión que al cabo de un año le otorgue ganancias. Esta inversión requiere utilizar 100 €, y al cabo de un año la empresa obtiene 120 €. El dinero que se ha ganado en un año con esta inversión es 20 € (120 € obtenidos menos los 100 € utilizados).

Si la operación la lleva a cabo la empresa con dinero propio, la rentabilidad será del 20%. Por cada 100 € gastados, ganará 20 € (20/100 = 20%).

Si la operación la lleva a cabo la empresa en parte con dinero propio y en parte con dinero prestado, la rentabilidad será MAYOR que ese 20%.

Veamoslo. Tomemos el caso extremo (pero en ocasiones real) de que la empresa utiliza 10 € propios y 90 € ajenos.

Es decir, la empresa pedirá prestado 90 € y aportará 10 € propios para tener los 100 € que  necesita para iniciar la inversión. Cuando transcurra el año la empresa obtendrá 120 €. Pero tendrá que devolverle los 90 € al banco que le haya prestado dinero, más un pago extra por intereses que suponemos alcanza los 4 €. En definitiva, la empresa ha obtenido 120 €, pero tendrá que pagar al banco 94 € (90 + 4).

Le sobrarán entonces 26 € (120 – 94).

Como los 10 € los sacó de su bolsillo para iniciar la inversión, en realidad la empresa ha ganado 16 €. Si calculamos la rentabilidad resulta un fabuloso 160%.

Por cada 10 € gastados, ha ganado 16 € (16/10 = 160%).

La cantidad ganada es menor que en el caso anterior (16 € cuando en el caso anterior fue de 20 €), pero  lo que importa es la ganancia en relación al dinero que aportó la empresa.

Es mucho más rentable el segundo caso, ya que aportando poco dinero se obtienen ganancias muy grandes. Imaginemos las ganancias que obtendría la empresa si en vez de aportar 10 € propios, aportase 100 €. En ese caso las ganancias serían de 160 euros (porque por cada 10 euros que aporta, gana 16).

Si para esta inversión la empresa no se endeuda, gana 20 euros. Si se endeudase en las cantidades indicadas, gana 160 euros.

La diferencia es colosal. Es mucho mejor invertir utilizando dinero prestado que utilizando dinero propio.

El apalancamiento (endeudarse para realizar una actividad económica)  ha sido la estrategia que han adoptado las grandes empresas y las grandes fortunas para invertir en el sector de la vivienda y también en los mercados financieros. Aunque tenían dinero suficiente para invertir sin tener que pedir dinero prestado, lo hicieron porque de esta forma obtenían muchos más beneficios. El recurso al endeudamiento les ofrecía la oportunidad de obtener muchas más ganancias, así que recurrieron a él en cantidades muy elevadas.

Ahora ya se entiende mejor por qué las grandes empresas y las grandes fortunas se endeudaron tanto durante el boom económico. Lo hicieron ..pero no por necesidad, sino para multiplicar los beneficios que podían conseguir.

No es lo mismo.

 

Fuentes:

imagen: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7b/Rockefellers.png

http://eduardogarzon.net/por-que-las-grandes-empresas-y-las-grandes-fortunas-han-recurrido-al-endeudamiento/

Falsas ideas inculcadas (IV) “Hay que tranquilizar a los mercados, en vez de regularlos”

Este artículo viene a desmontar la cuarta de las falsas ideas inculcadas recopiladas en este post anterior.cartel_deuda

Nos explican que no hay ninguna alternativa. Son los mercados financieros los que deciden, ya que son ellos los detentores de las claves de la economía. Hay que “tranquilizar a los mercados” cuya voluntad se impone como una “ley de la naturaleza”.

Es MENTIRA.

Lo que se pretende mostrar como una ley natural es sólamente el resultado de una relación de fuerzas actualmente muy favorable para las multinacionales, los bancos, y los fondos de inversión. Por ello es posible invertir esta relación.

Efectivamente, los gobiernos europeos han escogido atarse de pies y manos grabando la desregulación financiera en el mármol de los tratados y aceptando financiarse únicamente a través de los mercados financieros. Pero aquello que han hecho los gobiernos, por la vía de la contra-revolución neoliberal, ¡es posible deshacerlo!

Por una parte, hay que desarmar a los mercados, imponiendo unas regulaciones drásticas al sector financiero y al bancario. Por otra, hay que proveerse de una financiación pública y democrática de la economía.

Es urgente emanciparse de la tutela destructora de los mercados financieros para poner a la economía al servicio de la prosperidad, de los servicios públicos y de los bienes comunes.

Los gobiernos europeos han elegido maniatarse, prohibiendo cualquier restricción en los movimientos de capitales entre Estados miembros (artículo 63 del Tratado de Lisboa) y aceptando la imposibilidad de pedir préstamos a sus Bancos Centrales (a raíz del Tratado de Maastricht).

La arquitectura actual “tranquiliza” a la banca privada de cualquier eventual peligro. Desde luego, pueden estar tranquilos. Deben de temer que la cosa estalle,  y por eso no dejan de repetirnos su mantra. Tal como se han montado el chiringuito, tienen un grifo que les proporciona dinero PÚBLICO que ellos privatizan a un precio del 1%, y revenden a los estados al 5%. ( o a lo que quieran. Tienen el monopolio).

Si no les ponemos nerviosos y les dejamos conseguiremos acabar con los ciudadanos, ya que los mercados por si mismos son un bien para la humanidad, y se pueden dedicar a cosas tan rentables como apostar por la muerte de ancianos, o fomentar el hambre en el mundo.

Sin embargo… hay una grieta.

Juan Torres lopez nos recuerda que el Banco Central Europeo tiene prohibido financiar a los gobiernos y eso es lo que ha obligado a estos últimos a endeudarse a altos tipos de interés en lugar de haberlo hecho sin apenas coste (España ha debido pagar en concepto de intereses unos 350.000 millones de euros de 1995 a 2011).

Pero el artículo 123.1 del Tratado de Lisboa sí le permite financiar a las entidades de crédito públicas, de modo que si se hubieran nacionalizado (no solo las pérdidas) los bancos o cajas de ahorros PÚBLICAS podrían recurrir a la liquidez que proporciona el BCE sin apenas coste (actualmente al 0,75%) y utilizarla, a diferencia de lo que están haciendo los bancos privados que la reciben a manos llenas, para proporcionar crédito a las empresas y consumidores.

El ICO, sin modificar ningún tratado puede disfrutar de esa fuente de financiación.  ¿Por qué no lo hace?

¡¡OBLIGUEMOSLES!!

Fuentes:

imagen: http://iskaskun.net/

http://juantorreslopez.com/publicaciones/hay-alternativas-incluso-dentro-del-euro/

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/07/economia/1328604385.html

http://elpais.com/diario/2011/09/04/domingo/1315108356_850215.html

La crisis es rentable

Un hecho demostrable:  La crisis aumenta los déficits (públicos) … pero también los beneficios (privados).

Si se mantiene esta situación económica.., será que es rentable. Si no.. se cambiaría.

Cualquiera se fía de las cuentas del Banco Santander, pero parece que esto de la crisis no les va nada mal. En el diario público difundían que Botín dice que ha GANADO 1% más en 2010 que en 2009.

Será el único? Pues no.

Las grandes empresas y los bancos agrupados en el índice bursátil Ibex-35 (esas de las que 9 de cada 10 tributan en paraisos fiscales) cerraron el 2011 con 33.696 millones de euros en beneficios netos. Desde 2007, año en que arrancó la crisis, estas treinta y empresas ya llevan acumulados 229.141 millones de euros en ganancias: 125 millones de euros al día. Cinco millones la hora. 87.188 euros el minuto.

Bueno, pero porque son empresas muy chulas, y bancos no rescatados. Los otros se lo están mirando muy bien ahora, invierten con cuidado, evitan otra nueva intervención.

Error:

El banco de los bancos centrales, el Banco de Pagos Internacionales (BPI), se pregunta “si los rescates acometidos durante la crisis financiera redujeron el nivel de riesgo asumido por los bancos en sus operaciones de préstamo”. Y concluye que no. Los bancos rescatados mantienen las malas prácticas que les llevaron a la crisis. El BPI asegura que “los bancos rescatados no redujeron el nivel de riesgo de sus nuevas carteras de préstamos significativamente más que los bancos que no recibieron ayuda pública”.

Entonces…. para qué ha servido el rescate masivo a los bancos privados con dinero público?

Pues no se, la financiación de la economía, ni está ni se le espera.

Tal como dice Juan Torres Lopez,

…si se rescata a la banca dándole todo el dinero que pida sin modificar el entorno financiero, sin cambiar radicalmente las condiciones en que se desenvuelven los bancos y sin prohibir las operaciones que mayoritariamente realizan, es decir, sin acabar con el casino financiero en que se ha convertido la economía mundial, lo que ocurrirá con toda seguridad es que antes o después vuelvan a reproducirse las circunstancias que dieron lugar a esta crisis.

¿Y qué fue de aquello de que .. “Quien contamina paga”?.  Parece increible, pero en 2010 Bruselas propuso que los bancos sufraguen la crisis.  Revolucionario, como lo de refundar el capitalismo.

En toda Europa, la crisis ha provocado efectos similares: en término medio, los déficits públicos han aumentado 6 puntos del PIB. Mientras tanto, en 2010, las entidades bancarias francesas: BNP-Paribas, Société Générale, Cajas de Ahorro, Crédit Agricole, Crédit Mutuel-CIC, anunciaban 21.000 millones de euros de beneficio. Nada menos que el doble de sus beneficios en 2009.

Será que al final no es una crisis…

Será que al final…..

ES UNA ESTAFA?

——————

Enlaces usados:

http://www.publico.es/dinero/291635/beneficios-historicos-del-banco-santander-en-medio-de-la-crisis

http://www.rojoynegro.info/articulo/agitacion/grandes-empresas-bancos-espanoles-han-ganado-230000-millones-durante-la-crisis

http://www.eleconomista.es/empresas-finanzas/noticias/4252635/09/12/Los-bancos-rescatados-mantienen-las-manas-practicas-que-llevaron-a-la-crisis.html

http://juantorreslopez.com/impertinencias/para-que-ha-servido-rescatar-a-los-bancos/

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/05/26/economia/1274873438.html

“La crisis NO es culpa de los Estados y SI de los bancos”.Falsas Ideas inculcadas (III)

tendraquever

Este artículo viene a desmontar la tercera de las falsas ideas inculcadas recopiladas en este post anterior.

Según los informes de la Comisión Europea, la crisis de la deuda es causada por desequilibrios estructurales que ya existían antes de la crisis de 2007: gasto público demasiado importante, débil “competitividad” de los servicios públicos… Estos argumentos son ampliamente coreados en los debates públicos..bien, esto es absoultamente FALSO.

Y permite omitir un aspecto esencial de la crisis de la deuda. Está claro que la crisis financiera iniciada en 2007 en EE UU ha sido un factor decisivo en el endeudamiento de los Estados. Con una desregulación financiera como causa principal que todavía nadie ha puesto en tela de juicio…

La crisis financiera ha golpeado de lleno a los bancos europeos, ampliamente implicados en dicha crisis. Han necesitado prestamos colosales por parte de los Estados para sacarlos del apuro.

Un buen resumen de las necesidades de dinerito fresco que tenían los bancos privados hasta febrero

Según estimaciones de profesionales como Carlos Sánchez Mato, Economista y Profesor de un Máster en el Departamento de Economía Aplicada I-a Economía Internacional y Desarrollo, de la UCM, miembro de la Plataforma por la Nacionalizacion de Caja Madrid., ha realizado varios informes, como el interesante la intervención pública en la recapitalización del sector financiero español a diciembre de 2011:

ayudas a los bancosSin embargo, estas son cifras de agosto, hay que sumar el rescate del Banco de Valencia, ese banco PRIVADO y quebrado en palabras de Carlos Sanchez Mato, Más dinero público para los banqueros, a costa de todos

hay más de 500.000 millones € de dinero de procedencia pública disponibles para las entidades financieras, pero se recorta la sanidad, la educación y el conjunto de los servicios públicos.

No hay nada que suceda por casualidad, por sopresa.

María Fatorrelli ya nos recordó relatando los procesos de Auditoría de Brasil y Ecuador, que las crisis de deuda soberana siempre proceden de una crisis anterior. Hacen lo mismo en todos los paises.

En 2009  algún periódico como el telegraph ya ponía de manifiesto el riesgo, “European Bank bail-out coud push EU into crisis“.  Vamos, que la quiebra DE LOS BANCOS podía conducir a una crisis en Europa. Y en ese mismo artículo dice que a los ministros no se les ocurre nada más que discutirlo en un documento secreto de 17 páginas.

 La crisis financiera  es la que ha desembocado en una crisis de la deuda en Europa.
Ni siquiera ha servido para cuestionar la desregulación financiera. Esta ausencia de cuestionamiento ha permitido la especulación sobre las deudas públicas, agravando así la crisis.

Si, efectivamente, la crisis financiera y el funcionamiento pervertido del sector bancario son los responsables de la crisis de la deuda…

Tomemos buena nota: ¡desarmemos los bancos y los mercados financieros!