La dictadura científica

¿Por qué la gente no se rebela cuando los Ex directivos de Goldman Sachs apartan al pueblo soberano y se ponen a presidir un país?. ¿Por qué se acepta el llamarlos eufemísticamente “tecnócratas”?.  ¿Con qué legitimidad toman cualquier decisión estas personas en Italia o Grecia?.

El único al que he visto denunciar claramente esta vergüenza es al euroescéptico y conservador Nigel Farage, líder del “Partido Europeo para la Libertad y la Democracia”, delante de sus colegas anteriormente conocidos como #europarlamentarioscaraduras a raiz del escándalo de abril de negarse a volar si no es en primera, (con el dinero de todos los europeos a los que supuestamente representan) como recopilan en Crónicas de Esperantia.

Dice verdades como puños a la cara patidifusa de Herman Van Rompuy, Jose Manuel Durão Barroso, Jean-Claude Juncker y Olli Rehn:

“Pues aquí estamos al borde de un desastre financiero y mundial y en la sala tenemos a los 4 hombres que se supone son responsables, y sin embargo hemos escuchado los discursos más aburridos y tecnocráticos jamás oídos. Todos ustedes están en la negación.

Desde cualquier punto de vista objetivo el euro es un fracaso, ¿Y quien es el responsable?, ¿Quien es el que está al mando de todos ustedes? Pues por supuesto que la respuesta es “ninguno de ustedes”. Porque ninguno de ustedes ha sido votado, ninguno de ustedes tiene en realidad legitimidad democrática por los cargos que actualmente ocupan dentro de esta crisis.

Y ante este vacío, aunque a regañadientes, ha entrado Angela Merkel. Y ahora estamos viviendo en una Europa dominada por Alemania, algo que el proyecto europeo se supone que debía impedir, algo por lo que aquellos que marcharon antes que nosotros en realidad pagaron un alto precio en sangre por impedir. Yo no quiero vivir en una Europa dominada por Alemania y tampoco lo quieren los ciudadanos de Europa.

Pero ustedes, colegas, han jugado su papel. Porque cuando el señor Papandreu se levantó y usó la palabra REFERENDUM usted señor Rehn lo describió como un “abuso de confianza” y sus amigos aquí, se reunieron como una panda de hienas, acorralaron a Papandreu, lo hicieron quitar, y reemplazar por un gobierno-marioneta. ¡Qué espectáculo más absolutamente repugnante fue aquello! y no conformes con aquello decidisteis que a Berlusconi había que quitarlo también. Así que fue quitado y reemplazado por el señor Monti. Un ex comisario europeo, un compañero arquitecto de este euro-desastre y un hombre que no era ni siquiera miembro del parlamento.

Esto se esta convirtiendo en una novela de Agatha Christie en donde intentamos averiguar quién va a ser el próximo al que se van a cargar. La única diferencia es que sabemos quienes son los villanos. Todos vosotros deberíais rendir cuentas por lo que habéis hecho. Y deberían despediros a todos.

Y debo decir:  señor Van Rompuy, cuando lo conocí hace 18 meses, me equivoqué con usted, porque dije que usted sería el asesino silencioso de la democracia de los estados nación. Pero ya no lo es. Es usted un poco ruidoso al respecto, ¿verdad?. Usted, un hombre no elegido, fue a Italia y dijo: “Este no es el momento para elecciones, sino el momento para acciones”. En el nombre de Dios, ¿Qué le da derecho a decirle eso al pueblo italiano?