Paren, que aqui vive gente.

 

Hasta 1970 África era autosuficiente. Producía lo necesario para poder alimentar a su población.

Pero hoy el continente tiene que importar el 25% de su comida. África ha perdido su Soberanía Alimentaria. Millones de personas que pasan hambre en África ven cómo su comida vuela o navega hacia otras latitudes. Sus tierras producen agrocombustibles para los coches europeos o alimentos que se exportan a otros países.

Después de globalizar la industria y los servicios estamos en pleno intento de globalizar la agricultura.La burbuja inmobiliaria explotó y los financieros, cansados de especular con las casas ahora van a por la comida. Pero ya comentábamos que el hecho de que los más pobres no puedan comer solo son “efectos colaterales” para un analista de materias primas.

Los capitales extranjeros se han apropiado de 50 millones de hectáreas de tierra en países del Sur, una gran mayoría en África. Eso equivale a la mitad de todas las tierras agrícolas de la Unión Europea.

Empresas europeas y asiáticas están acabando con los bancos de pesca del continente. Para millones de africanos el pescado es la base de su comida. Enormes transnacionales tienen en sus manos la alimentación global: deciden qué comemos, en qué condiciones y a qué precio. Frente a ese poderío, las comunidades campesinas están desprotegidas.

Todo esto se explica con rigor en esta web de la estupenda campaña  de Veterinarios Sin Fronteras  “Paren, aqui vive gente”.

La economista Loretta Napoleoni en el capítulo “Anarquía en el mar” de su magnífico libro  “Economía Canalla” nos describe los talleres clandestinos de pescado.  Grandes barcos-factoría con mano de obra esclava cuya tripulación no tiene pasaportes y una vez embarcados, están atrapadosa bordo y no pueden desembarcar en ningún sitio. Las tripulaciones pesqueras clandestinas son tan prescindibles para los pescadores piratas como lo son las prostitutas eslavas para los proxenetas de la globalización.  Incluso cuando uno de estos barcos sufre un accidente, el resto no deja de pescar por salvar al otro barco. Inhumanos.

 

Proyecto “CRECE”

Asistan con alegria a nuestro maravilloso Cursillo de especulador:

Este noviembre llegamos a la cifra redonda de 7.000 millones de seres humanos en el planeta tierra. El único accesible con condiciones para la vida, al menos de momento. Como dice  Federico Mayor Zaragoza en este artículo de su blog

¿Es posible que todos tengan acceso al agua, alimentos, servicios de salud? Sí: es posible, si hay un cambio radical. Si hay “el nuevo comienzo” del que habla la Carta de la Tierra. Una nueva era donde la palabra sustituya a la fuerza, la mano tendida a la mano armada.

La campaña CRECE  de Intermon Oxfarm se enmarca dentro de la vergonzante hambruna que soportan millones de personas actualmente.  Es necesario que ellos crezcan para no morir de hambre.

Es de justicia un cambio de mentalidad a nivel global para entender que este crecimiento NO TIENE NADA QUE VER  con los supuestos actuales del neoliberalismo:  El planeta tiene recursos infinitos y se puede crecer cada año un poco más en una progresión infinita. Eso nos lleva a plantear temas tan absurdos como fomentar el consumo a base de la obsolescencia programada. Vamos, hacer caducar las cosas a posta para vender mas. Vamos, lo que siempre se ha dicho ” ESTAFA”. El documental “Comprar, tirar, comprar” emitido en La 2 lo explica perfectamente.

Esta campaña reclama muchos temas fundamentales:

1. Denuncia de los financieros internacionales que compran paises antes de desayunar, sin impuestos, sin trabas, sin cuestiones.

2. Defensa de la agricultura local, y por tanto, de la soberanía alimentaria tan necesaria. (Depender de las importaciones PARA COMER, al final  tiene un resultado: pobreza)

3.Reclamar la protección necesaria para el medio ambiente, y contener el cambio climático

4.Luchar con el acaparamiento de tierras en pocas manos, (La Casa de Alba tiene mucho que decir aqui con sus 25.000 ha,  no estamos tan lejos en España). Cayetano, que no ha visto la película de “Los Santos Inocentes”, no tiene ni idea del origen de sus tierras.

5.Evitar la volatilidad de los precios en los alimentos.  Cada día tienen menos que ver con la previsión de cosechas ymás con las burbujas financieras que se gestan en la bolsa de Chicago.

Más info en la web de la campaña.

El hambre cotiza en bolsa. Desgraciadamente

Gracias a @_anapastor_ descubrí este EXCELENTE  reportaje  ” EL HAMBRE COTIZA EN BOLSA” de H. KNAUP / M. SCHIESSL Y A. SEITH en elpais.com  sobre el mercado de materias primas y la especulación que provoca la vergonzante hambruna de nuestros días.

“La sequía en los mercados financieros ha volcado a ciertos inversores en las materias primas. Fondos de alto riesgo y bancos influyen ahora en lo que vale el pan en Túnez, la harina en Kenia o el maíz en México. El Banco Mundial hace sonar la alarma por la explosión de los precios alimentarios”

Esta una de las reclamaciones constantes de gente como Federico Mayor Zaragoza, que hace poco denunciaba que:

“no hubiera 40.000 millones de dólares, que es lo que gastamos en 10 días en armamento, para erradicar el hambre en el mundo, y de repente en 2008, aparezcan 700.000 millones en América y casi 400.000 millones en Europa para rescatar a las instituciones financieras”

De postre:  El proyecto Comparte:  BRAVO